79 médicos del Instituto Nacional de Psiquiatría se van a paro; no les han pagado becas

382

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Al menos 79 médicos residentes del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, que depende de la Secretaría de Salud, ubicado al sur de la Ciudad de México, se fueron a paro este viernes para exigir le sean pagados sus becas de al menos dos quincenas atrasadas y que se entregue también el adeudo de una año por la prestación de riesgo laboral, que acumula en total entre todos los afectados unos 900 mil pesos. Los residentes denunciaron que la situación “ya es bastante crítica”, pues varios de ellos, muchos originarios de otros estados, han tenido que pedir prestado para pagar sus rentas o vivir comiendo sopas Maruchan.

En entrevista con SinEmbargo, Karla Villegas, doctora en medicina general y residente actual de tercer año en el Instituto, explicó que a cada residente le debe llegar cada quincena su salario, que es la beca que reciben, y el pago por riesgo de trabajo. El salario no lo reciben desde hace dos quincenas y están a punto de sumarse tres; el otro pago, desde hace un año.

“De plano todo el año pasado nuestro complemento de riesgo no llegó y por lo pronto no hemos recibido ningunas de nuestras quincenas. Ya van a sumar tres quincenas”, denunció.

Explicó que también los residentes del Hospital de las Mujeres se fueron a para por el atraso de sus sueldos; mientras que en el hospital Juárez hubo una protesta similar esta semana.

En un comunicado, los médicos residentes explicaron que el atraso de las dos quincenas de marzo por lo general se da cada año, pues este mes es cuando concluye el ciclo de los residentes. Sin embargo denunciaron que no se les ha dado un explicación de por qué sucede esto.

Alertaron que ese atraso afecta directamente la economía y el bienestar de los médicos residentes. Por ello exigen que el pago de las dos quincenas atrasadas se realice el próximo 4 de abril, como se comprometieron las autoridades con los residentes del Hospital Juárez.

El grupo de manifestantes, todos alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), decidió hoy, a las 08:00 horas, parar labores y sólo atender urgencias. A las 11:00 horas, los médicos comenzaron una reunión con el director del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, Eduardo Ángel Madrigal de León, pero advirtieron que de no tener una promesa de pago y si no se reconoce el adeudo que se tiene desde hace un año, no regresarán a sus labores.

“Somos alumnos de la UNAM, se mandaron oficios a la institución pero no tuvimos respuesta, sólo nos han dado largas. Compañeros tuvieron que ir a llevar la carta a través de [la Secretaría de] Salud”, dijo Karla, pero recalcó que la responsabilidad de sus pagos es de la Secretaría de Salud.

Érika Orozco, jefa de los residentes de esa institución, explicó a SinEmbargo que desde el 1 de marzo de 2018 se les dejó de pagar el “bono riesgo”, que se otorga a los médicos residentes por el riesgo que conlleva realizar sus labores, por ejemplo, a los que están en radiología, cirugía y otras especialidades.

“Y la situación es que estas compensaciones, este concepto lo incluyen varias especialidades médicas, como cirugía, radiología, y nosotros empezamos a indagar, en otras instituciones sí se esta pagando la compensación, la están recibiendo de manera puntal”, dijo.

“Nosotros aquí en la institución, nuestras becas y pagos están divididos, a un grupo les paga la institución y a la mayoría de los becados les paga la Secretaría de Salud”, denunció.

Explicó que a los becados por la Secretaría de Salud se les quitó la compensación por riesgo, mientras a los becados por el Instituto Nacional de Psiquiatría, que son muy pocos, aún se les sigue pagando.

“Del 18 de marzo a la fecha fueron cerca de 58 médicos los afectados y el monto total asciende a más de 900 mil pesos, por todos y por el año”, indicó.

La beca-salario que se les otorga es diferente por cada año, añadió Orozco, y se parte de una base de poco más de 10 mil pesos netos al mes.

Érika explicó que pese a que desde hace tres quincenas no han recibido los salarios, “totalmente las labores se habían conservado, la atención a los pacientes se ha mantenido, es hasta hoy que decidimos la suspensión de las labores [porque] no nos han escuchado”.

“Muchos compañeros vienen de provincia y no son mantenidos por sus familias; se habían logrado mantener con algunos ahorros, del aguinaldo, pero ahora ya están en condiciones de que no están teniendo ninguna fuente de ingreso”, alertó.

Comentó que a ellos como médicos residentes no les permiten dedicarse a otra actividad externa al Instituto por ello, recalcó, tampoco tienen otra fuente de ingresos.

VEN DESVÍO DE DINERO

La residente Karla Villegas denunció que tampoco habían recibo unos vales que les a final de año, por lo que también metieron un escrito para solicitarlos y de inmediato se entregaron, por ello, consideró, que ese recurso se tenía pero simplemente no se había entregado.

“Incluso hubo esta situación de existían unos vales que se dan cuando acaba el sexenio, esto vales se nos debieron haber entregado hasta diciembre, se entregaron en otros hospitales, pero no se entregaron en el Instituto. Se metió un escrito y se entregó inmediatamente, pero [antes] nos decían que no lo tenía”, indicó.

“Parece que hay desvió de estas cuestiones, hay muchos recursos que no nos llegan y son nuestros derechos”, reclamó.

(Con información de Sin Embargo)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre