A un año, AMLO sostiene la paliza en redes a ex candidatos

246

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

La ex Primera Dama y ex candidata presidencial Margarita Zavala Gómez del Campo es la rival del Presidente Andrés Manuel López Obrador que más batalla ha dado desde las redes sociales en los últimos meses, pero su presencia un año después de la contienda presidencial –de la que se bajó intempestivamente– no ha repuntado, esto de acuerdo con un análisis realizado por la Unidad de #MetaDatos de SinEmbargo y que se basa en el crecimiento de las cuentas de los ex candidatos punteros en el proceso electoral de 2018, incluida la del hoy Presidente Andrés Manuel López Obrador.

José Antonio Meade Kuribreña, ex candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y de la coalición “Todos por México”, y Jaime Rodríguez Calderón, ex candidato independiente y actual Gobernador de Nuevo León, mantienen la atención de su militancia, no así Ricardo Anaya Cortés, el panista ex abanderado de la coalición “Por México al Frente”, quien se ha alejado casi por completo de las plataformas digitales y el interés que despertaba incluso entre la comunidad blanquiazul ha desaparecido casi por completo.

Las elecciones de 2018 consolidaron el uso de las redes sociales como canales de comunicación “de ida y vuelta”, lo que implicó no solo que los candidatos apostaron casi toda su campaña a estas plataformas sino que también el electorado las consumó como la principal tribuna de debate.

En el contexto de 2018, la ventaja que presentó López Obrador fue evidente. De acuerdo con el estudio titulado “Consumo de noticias e información política en México: Mapeo de las elecciones presidenciales mexicanas de 2018 en Twitter y Facebook”, publicado en 2018 por el Instituto de Internet de la Universidad de Oxford, AMLO superó por cuatro veces a sus contendientes en lo que respecta a las conversaciones que generó tanto en Twitter como en Facebook.

En el mismo informe se señala que López Obrador concentró el 65 por ciento de los hashtags que se generaron durante el periodo de campaña y el 68 por ciento de los tuits de alta frecuencia, es decir aquellos que obtuvieron una alto número de interacciones. El tráfico que generó López Obrador en las redes sociales fue incluso más alto que las conversaciones que se generaron de manera general al proceso electoral y de la que el Instituto Nacional Electoral (INE) intentó posicionar a través de hashtags oficiales como #DebateINE y #Elecciones2018.

Un año después de los comicios, López Obrador se mantiene posicionado en las redes e incluso presenta un crecimiento mayor al que obtuvo en campaña en plataformas como YouTube, donde este mes rebasó el millón de suscriptores, en tanto que en Twitter, se ha consolidado como uno de los líderes políticos de América Latina más influyentes de acuerdo con el ranking de Twiplomacy del 2019.

La popularidad de López Obrador en las redes sociales a un año de las elecciones del 2018 se sostiene a pesar de que las encuestas de aceptación proyectan un detrimento en su popularidad. De acuerdo con Consulta Mitofsky, para junio el Presidente presenta un 63.7 por ciento de popularidad, casi 10 puntos debajo de la puntuación con la que inició su sexenio en diciembre del 2018.

La cuenta de Twitter de López Obrador aun mantiene su tendencia en crecimiento. De acuerdo con al herramienta Social Blade, AMLO suma un promedio de 122 mil seguidores al mes.

(Con información de Sin Embargo)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre