Acusan a INM de extorsión

275

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Migrantes cubanos denunciaron extorsiones por parte del personal del Instituto Nacional de Migración (INM) en esta ciudad fronteriza.

Cansados por no avanzar en la lista de espera y tener hasta tres meses alojados en la Casa del Migrante Senda de Vida, cientos de extranjeros que esperan ser llamados por las autoridades de Estados Unidos ventilaron las irregularidades que enfrentan.

Acusaron al delegado del INM en Reynosa, Francisco Javier Llona Guerrero, de cobrar entre mil 200 y mil 500 dólares para agilizar los turnos en la oficina de Migración de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

Héctor Silva, pastor y director de Senda de Vida, pidió una reunión con Ricardo Calderón Macías, coordinador del Instituto Tamaulipeco para Migrantes, para presentarle las quejas.

«Muchos de los cubanos tienen esperando de dos a tres meses para hacer el cruce de una manera humanitaria, pero están encontrando muchas trabas y la solicitud de asilo político está tardando mucho, por eso llegaron al albergue», indicó.

Refirió que el acuerdo con el CBP para agilizar los trámites era retirar a los migrantes del Puente Internacional, alojarlos en el albergue y, desde allí, en forma ordenada, enviarlos según una lista a las oficinas para entrevistarlos.

«El problema es que llegó este nuevo delegado y cambió todo. Él viene y se lleva a los que quiere; afuera del albergue sube a otros que se quedan en hoteles y le pagan», denunció un venezolano que pidió el anonimato.

Se intentó localizar al delegado del INM, pero sus agentes informaron que no se encontraba.

Por otro lado, la activista María Icela Valdez Chaidez también denunció el actuar de los funcionarios migratorios.

Aseguró que los agentes exigen a los isleños pagar mil 500 dólares para realizar los trámites que les permitirán gestionar el asilo en Estados Unidos.

La activista aseveró que ante la serie de arbitrariedades cometidas por el INM decidió exponer esta problemática a la agencia Notimex, cuando presenció en el Ministerio Público el enojo de los migrantes ante el cobro exigido por los agentes.

«Los cubanos estaban muy enojados y presentaron la denuncia por extorsión. Eso que está sucediendo en Tamaulipas está provocando más muertes de migrantes, quienes se exponen a ser presa de la delincuencia organizada a cruzar en condiciones peligrosas el río Bravo. Es un horror lo que está pasando. Muchos niños están muriendo. Es una violación a sus derechos humanos», lamentó.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre