Ahora se hablan de frente en Chivas

69

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

Una mejor comunicación en entre los futbolistas es algo que Amaury Vergara resalta de la gestión de Tomás Boy como DT de las Chivas.

«Es un personaje, lo sabemos muy bien, con mucho carácter. Quizás es su gran habilidad y a veces también su gran defecto, como todos los seres humanos, y creo que al jugador mexicano le gusta o le funciona muy bien, lo potencia el que le digan las cosas de frente», opinó Amaury, de visita en CANCHA.

«Pasamos una etapa en la que las cosas no se estaban diciendo, no se estaban comunicando. Yo veía entrenamientos donde el jugador no hablaba, no reclamaba cuando un compañero no hacía bien las cosas y, para mí, es una muy buena señal de que hay comunicación. No tiene que ser siempre positiva, puede ser: ‘Me enojo contigo y te digo que estoy enojado, hoy me caíste mal, pero tenemos que jugar un partido y tenemos que ganar’. Eso madura a los equipos».

¿Entonces, con Tomás Boy es decirse todo?
«Así es. Es muy simple, cuando un ser humano se retiene las cosas se atrofia físicamente. Retener lo que quieres decir no te ayuda a soltarte, entonces, creo que el jugador tiene que estar lo más suelto posible. ¿Cuándo el jugador tiene un mejor desempeño? Cuando está contento, feliz, jugando. Este deporte es jugar al futbol, no es trabajar al futbol, entonces, requiere de un alto grado de felicidad, soltura, comunicación, compañerismo y valores intangibles, pero muy importantes en el futbol que necesita un equipo para ser campeón».

¿Cuál será la bandera de Amaury Vergara al frente de las Chivas?
«No estoy pensando en tener una bandera propia, estoy pensando en tener la bandera de la institución y quizás entonces podramos decir que quiero caracterizar mi gestión siempre defendiendo los valores y la tradición de este gran club».

En 8 jornadas y con 8 puntos, las Chivas están en el lugar 15 de 19, ¿cómo evalúas el paso del equipo?
«Lo que celebro es que ya salimos de una situación complicada a nivel club anímico y de confianza. El equipo ya está caminando hacia un mejor futuro y mejores resultados. Creo en el equipo que tengo, en los jugadores, en su compromiso y sí, sabíamos que iba a ser difícil y seguirá siendo difícil.

«No estamos, por supuesto, donde nos gustaría, pero estamos muy comprometidos y muy seguros de que podremos llegar a la Liguilla».

¿Cómo ha sido tu proceso en estos tres primeros meses como director para purificar el entorno negativo alrededor del equipo?
«En un principio quizá no visualizaba los problemas que teníamos y creo que encontré más de los que pensaba, sin embargo, es mejor tener todo al mismo tiempo porque con eso puedes activar cambios mucho más rápidos.

«Creo que en Chivas está ávido de un cambio, ya está cambiando, ya estamos caminando hacia un mejor club del que teníamos. Es cuestión de que esa actitud que tenemos, con el equipo que estoy formando y la gente que se está yendo, porque no es suficiente con hacer bien el trabajo o cumplir. Chivas es la oportunidad de hacer más».

¿Qué beneficios le dejó al club la salida de José Luis Higuera de la dirección?
«Todo cambio de una figura de liderazgo en una institución te da la oportunidad de replantear cuáles han sido los errores del pasado y de unir más a la gente ante las responsabilidades que todos debemos de asumir sobre lo que no hemos hecho bien.

«En términos prácticos, me ha dado la oportunidad de acercarme más a los jugadores, al staff, a la gente con la que a lo mejor no tenía tanta cercanía, entender cuales son nuestros problemas de raíz y mejorar las relaciones humanas y la comunicación».

¿Te esperabas la reacción que tuvo en la gente ante el cambio? ¿Percibías un clima más hostil hacia ti antes de la medida?
«Me da gusto que la afición lo haya visto como un buen cambio, quiero decirle que fue un muy buen cambio, una buena decisión con un tiempo de que pasó. Creo que las cosas están mejorando gracias a esa decisión, entonces, ayuda a que la afición se dé cuenta de que estamos buscando lo mejor y que una decisión como ésta era muy necesaria y trajo resultados positivos».

En un tuit en abril mencionaste palabras como «revolucionar» y declaraste que ya estuvo bueno de mediocridad. ¿Dónde notaste esa mediocridad?
«En muchos lados, muchas áreas y muchos aspectos. Fue un mensaje y también fue quizás una declaración o un decreto, porque creo mucho en el poder del decreto, de visualización, y yo estaba viendo mucha gente que a lo mejor creía que hacer el trabajo era nada más venir, presentarse a trabajar, cumplir con el horario y era suficiente, pero todos sabemos que, como buenos aficionados de Chivas, que esto requiere más: corazón, entrega, gallardía. Sí, fue un mensaje fuerte que tuvo una repercusión importante al interior de la institución.

«La gente que sabe que no estaba actuando de la manera adecuada creo que sí se preocupó y ahí es en donde contrastas y te das cuenta de quiénes están para sumar y quienes están restando».

¿Cómo se combaten las zonas de comodidad en las que caen los futbolistas?
«Hay varias herramientas, quizá la más importante es la cercanía con la afición. Ellos juegan un papel muy importante en el universo del futbol, pero que estén cercanos, que estén yendo a los entrenamientos y expresando qué es lo que sienten cuando un jugador hace bien las cosas, es muy importante. También, cuando no está saliendo bien, le dejen saber que puede hacer más. Con opinión, en forma constructiva.

«No quiero decir que amedrentar y ofender sea algo positivo. Creo más en el refuerzo positivo y sí le pediría a la afición que cuando se haga algo bien nos lo diga, porque eso es muy inspirador y nos llena. Esa es una herramienta y quiero seguir exigiéndole a los jugadores que tengan humildad y hagan el esfuerzo para acercarse a todo tipo de información, que tengan esa retroalimentación para tener los pies en la tierra».

¿Qué ha hecho falta para tener un mayor acercamiento con su afición?
«Hay un área de oportunidad en la comunicación, quizá en los tiempos recientes muchos jugadores optaron por no ser tan comunicativos y es parte del trabajo. Hay jugadores a los que se les da esa cercanía y también hay que respetar a quienes les cuesta trabajo, pero si estás en Chivas, es parte esencial de tu currículum buscar la forma de estar cercano».

¿Qué fortalezas encontraste en Tomás Boy para encabezar el proyecto?
«Principalmente que es un profesional que tiene mucho conocimiento del futbol mexicano, conoce al jugador mexicano y es una persona que con los años de experiencia ha desarrollado habilidades de manejo emocional, finalmente, un entrenador tiene que tener mucha inteligencia emocional para manejarla».

¿Por qué deben pagar siempre los entrenadores en una crisis y pocas veces los jugadores?
«Es en conjunto, sobre todo en un equipo como Chivas. Todos tienen que ser responsables y esto que genera tiene que ser compartido. Es una cuestión de liderazgo porque el entrenador es el líder, el responsable principal, por eso hay que salir a dar la cara y él tiene que llevarse la mayoría del peso».

Jesús Martínez declaró que buscará negociar a José Juan Macías a Europa y llegar a un buen acuerdo con las Chivas, ¿qué tipo de negociación esperas?
«Es algo que desde mi padre hemos dejado muy claro: siempre que hay una oportunidad para un jugador mexicano de jugar en Europa lo vamos a apoyar. Eso tiene que ser un valor muy importante de Chivas. Nunca vamos a cortarle la carrera a un jugador que tenga una oportunidad de ir a Europa.

«Es importante que esta oportunidad que le pueda llegar a Macías sea verdadera, de su categoría y talento, porque, si no, creo que debería de estar en Chivas.

«Con Jesús Martínez no han empezado las negociaciones, estamos a la expectativa. Lo que te puedo decir es que ya estamos trabajando en una propuesta para Macías para que, cuando regrese a Chivas, si es el escenario, regrese motivado porque finalmente es su equipo de casa. Si está haciendo lo que está haciendo con el León, imagínate lo que podría hacer con Chivas».

¿Tendrías que hablar tú con Macías? Él ha dicho que no desea volver a las Chivas, pensando en emigrar a Europa.
«Y es razonable. Si se está abriendo una oportunidad para un joven de ir a Europa, por supuesto que se va a ilusionar, pero si esa oportunidad no se le da, la segunda mentalidad que podría tener es: ‘Me quiero ir a Chivas’, definitivamente.

«Claro que vamos a hablar con él, es importante para entender cuál es el sentimiento de cuando estuvo y qué cosas no funcionaron, qué compromisos vamos a hacer ahora para que tenga un lugar, el que se merece, y el acuerdo que se merece».

Es el mejor goleador mexicano de 2019, ¿fue un error dejarlo ir?
«No, hay muchos factores en la decisión de por qué se fue, pero creo que una parte importante del éxito que está teniendo es esa oportunidad de salir de Chivas para tener otro tipo de experiencia profesional y creo que ese fue el detonante de lo que le está pasando.

«No es mi idea sacar jugadores para que tengan éxito en otros equipos, pero en el momento en el que estábamos, definitivamente no le hubiera sucedido de la misma forma. En el futuro va a ser otro».

¿Qué te parece la ausencia de jugadores del Guadalajara en la Selección?
«Es inaceptable, porque cuando crecí, de niño, mis grandes figuras eran los jugadores de la Selección y en su mayoría eran de las Chivas. Hay una estadística muy contundente de que cuando hemos ganado algunos certámenes de la Selección, los Mundiales Sub 17 o los Olímpicos, un tercio de esos equipos han sido de Chivas. Es un compromiso muy grande y tenemos que recuperar ese lugar que Chivas debe de tener en la Selección. Me comprometo a que vamos a hacer la base de la Selección. Es uno de los objetivos principales de este club».

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre