Avala Corte etiquetado nutrimental

319

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló hoy los lineamientos de 2014 para etiquetado nutrimental de los alimentos, y negó que induzcan a confusión de los consumidores sobre los azúcares dañinos para la salud.

Por 3 votos contra 2, la Segunda Sala de la Corte rechazó que el etiquetado vigente sea contrario a los derechos humanos, a la salud, la alimentación sana y el acceso a la información.

La sentencia era previsible desde agosto de 2018, cuando una mayoría de cuatro Ministros desechó un proyecto de su colega Fernando Franco, que declaraba inconstitucional el etiquetado por no distinguir entre azúcares intrínsecos de los alimentos y azúcares añadidos por los fabricantes.

En aquella ocasión la mayoría enfatizó, en discusiones privadas, que las diferencias de opinión entre posturas científicas que tienen el mismo peso técnico no pueden dar lugar a que el Poder Judicial se incline por una de ellas, sustituyendo en sus funciones a la autoridad administrativa especializada.

El Ministro Javier Láynez, que votó contra el primer proyecto, hoy también votó contra el nuevo, presentado por la Ministra Yasmín Esquivel retomando los argumentos de las sesiones de 2018, mientras que Eduardo Medina Mora y Alberto Pérez Dayán completaron la mayoría.

El fallo de hoy no impide al actual Gobierno optar por un nuevo modelo de etiquetado, si lo considera conveniente, sino que rechaza argumentos de la asociación El Poder del Consumidor contra el etiquetado que expidió la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

El principal alegato era que el etiquetado vigente agrupa indebidamente los azúcares intrínsecos de los alimentos, que no dañan la salud, con los azúcares agregados por los fabricantes, conocidos como azúcares libres.

La Corte consideró que informar en la parte frontal del producto sobre los azúcares totales que aporta el envase es suficiente para que el consumidor tome su decisión.

«Informar sobre los azúcares totales que contiene un alimento o bebida no alcohólica preenvasados y el reporte del equivalente calórico de los gramos, que complementa la información reportada en la tabla nutrimental ya incluida en el reverso del empaque de manera obligatoria, son datos ciertos que informan adecuadamente al consumidor», se lee en la sentencia.

Esquivel «heredó» el asunto al reemplazar a la Ministra Margarita Luna, que se retiró en febrero, y en el fallo, admite que México tiene un grave problema de obesidad general e infantil, pero que no es el Gobierno mediante etiquetados el que lo resolverá, sino el cambio de los hábitos de vida y alimentación.

«Sean azúcares extrínsecos o intrínsecos, un alto consumo de ambas sin actividad física, un dieta no balanceada o alguna otra medida, no evitará la acumulación de grasa corporal», se establece en el fallo.

«La manera de combatir esos problemas corresponde no sólo al Estado, sino a todos sus habitantes».

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre