Bruno Mars pulveriza a “Despacito”

94

Ciudad de México, 29 de Enero 2018

Con “Despacito” Luis Fonsi aspiró a hacer historia en la 60 entrega de los Premios Grammy, era la única canción en habla no inglesa en ser nominada en las categorías de Mejor canción del año y Mejor grabación, pero sus expectativas fueron opacadas cuando Bruno Mars se alzó con el premio a la Mejor canción por su tema “That’s What I Like”.

El cantante hawaiano obtuvo cinco premios más, entre ellos el de Grabación del año por “24K Magic”, que también obtuvo la mención a Mejor disco del año.

Kendrick Lamar y Mars obtuvieron tres premios en la ceremonia previa que se sumaron a los entregados en el festejo de Madison Square Garden.

Lamar dominó la categoría en rap en donde competía contra Jay-Z, quien al final se quedó sin ninguno de los ocho premios a los que aspiraba.

En la categoría de pop, a pesar de las nominaciones de Kesha y Coldplay, poco había que hacer frente a Divide, de Ed Sheeran. El pelirrojo es un favorito de los Grammy, que ya ganó el máximo premio con la canción “Thinking out loud” hace dos años.

Una de las categorías más codiciadas de los Grammy, la de Mejor nuevo artista, fue para la canadiense de 21 años Alessia Cara.

Por otra parte los latinos también tuvieron presencia pues Shakira se alió con el gramófono al Mejor álbum de pop latino por El Dorado; Rubén Blades junto a Roberto Delgado & Orquesta, se llevó el premio al mejor álbum tropical latino por Salsa Big Band, y Residente obtuvo el Grammy al Mejor álbum de rock, música urbana o alternativa latina por su primera producción en solitario post-Calle 13, Residente, inspirado en una prueba de ADN que lo llevó a componer música en distintos rincones del mundo.

Este año, varios de los asistentes y nominados llevan una rosa blanca en el pecho, como muestra de apoyo al movimiento #Time’sUp! (Se acabó el tiempo), lanzado en respuesta a los escándalos de acoso sexual que han sacudido el mundo del entretenimiento.

Dentro del auditorio, los discursos de agradecimiento evitaron ampliamente el tema, hasta que la gala llegó a la mitad y Janelle Monae pidió ambientes de trabajo más seguros y salarios equitativos para las mujeres.

“Venimos en paz pero hablamos en serio. Para aquellos que se atreven a tratar de silenciarnos, les ofrecemos estas palabras: Se acabó el tiempo. No sólo sucede en Hollywood. No sólo sucede en Washington. Está pasando justo aquí en nuestra industria también”.

Durante la gala se presentaron varios shows musicales entre los que destacaron el realizado por U2, y Bruno Mars desde el Río Hudson, la presentación de Miley Cyrus, acompañada de Elton John y una conmovedora interpretación de Kesha con el tema “Praying”, una canción que entonó acompañada por Cyndi Lauper, Camila Cabello, Julia Michaels, Day y un coro y que se convirtió en el himno de la noche contra el acoso sexual. Todas iban vestidas de blanco. Al final de la interpretación las mujeres abrazaron a Kesha.

Algunos de los músicos como Bono, también portaron el pin con el símbolo de una rosa blanca, en señal de apoyo al movimiento #Time’sUp!

La 60 entrega de los premios Grammy pasó a la hsitoria por dos cosas: 1) No había ningún artista blanco nominado a los premios de mayor importancia; 2) luego de 15 años de realizar la ceremonia en Los Angeles el espectáculo se realizó en Nueva York.