Cambio climático y proteccionismo dividen al G20

292

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Durante la Cumbre del G20, realizada el pasado 28 y 29 de junio en Osaka, Japón, 19 de los 20 países miembro, sin el acuerdo de Estados Unidos, reafirmaron su compromiso para aplicar el Acuerdo de París con el objetivo de luchar contra el cambio climático.

Los firmantes recordaron la “irreversibilidad” de este acuerdo, en una declaración final similar a la del G20 del año pasado en Buenos Aires, Argentina, pero que se enfrentó a la oposición de Estados Unidos.

Si hasta hace algunos años el tradicional comunicado final era puro trámite, en el que siempre se hacían declaraciones en defensa del multilateralismo y la lucha contra el clima, con la llegada de Trump se ha convertido en un campo de batalla.

También los representantes de los países miembro debatieron temas importantes de la agenda global como economía, comercio e inversión, innovación, empleo, empoderamiento de la mujer, desarrollo y salud, los cuales fueron foco de productivos debates.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el mandatario chino, Xi Jinping, acordaron el sábado relanzar las negociaciones comerciales tras una reunión entre ambos en el último día la Cumbre del G20, marcada por el enfrentamiento entre las dos grandes potencias económicas.

Casi a la misma hora en que Xi y Trump estaban reunidos, los líderes de la Unión Europea y del Mercosur hicieron una declaración solemne tras el acuerdo alcanzado el viernes en Bruselas para un ambicioso tratado comercial entre ambos bloques, que llevaba 20 años gestándose.

“Es casi una de las pocas buenas noticias que hemos tenido en meses, en lo que todos creemos que es interconectar más estas economías”, manifestó el presidente argentino Mauricio Macri, junto al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Detrás de ellos estaban los presidentes de Francia, Emmanuel Macron; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro; o el español Pedro Sánchez, entre otros, que escenificaron así su unidad y la apuesta por el multilateralismo frente al proteccionismo que defiende Trump.

Además del Mercosur, la agenda latinoamericana en Osaka estuvo marcada por una reunión del Grupo de Lima, en presencia del primer ministro canadiense Justin Trudeau, el argentino Mauricio Macri y el chileno Sebastián Piñera. El grupo volvió a criticar al “régimen ilegítimo” del presidente Nicolás Maduro en Venezuela y pidió una movilización internacional para ayudar a los venezolanos.

(Con información del Economista)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre