‘Chabelo’ hurga en sus recuerdos para libro biográfico

36

Ciudad de México, 11 de Abril 2018

Luego de más de medio siglo de historia en los escenarios, Xavier López “Chabelo” está listo para contar su vida, así como para mostrar imágenes inéditas, en lo que será su libro biográfico, que ya escribe desde hace tiempo.

Paso a pasito y con calma es como Xavier López “Chabelo” escribe su biográfica en la que compartirá con su público cómo llegó a los escenarios y cómo logró convertirse por más de 50 años en el eterno niño de ocho años, que sin duda ha sido el más querido de México.

El actor reveló que desde hace algún tiempo trabaja en este libro, en el cual plasmará muchos detalles e infinidad de anécdotas a lo largo de su carrera, pues no olvida que fue un empleado “VT”: “vete a traer los refrescos, las tortas”.

“Mostraré fotos inéditas,además de narrar todo de lo que me acuerdo de mi vida que ha sido maravillosa y agradezco al público por mantenerme durante tantos años”, dijo Chabelo, quien también se ha despegado de su personaje para contar otro tipo de tramas como El club de la eutanasia o El complot mongol.

Explicó que este libro lo ha comenzado a escribir principalmente cuando está en su casa de Estados Unidos, “ahí me siento y con tranquilidad comienzo a escudriñar en mis recuerdos, que son muchos”.

Referente a su regreso a los escenarios, Chabelo comentó que se encuentra esperando una buena oportunidad en la televisión principalmente, “no me estoy apresurando y prefiero esperar a que las cosas salgan de una manera normal”.

Pero mientras espera su regreso, Xavier López ve este receso como unas merecidas vacaciones, pues durante toda su carrera nunca las disfrutó y ahora se ha dejado consentir por su familia, con quien recientemente estuvo en Acapulco.

“En Acapulco siempre la paso bien y es mentira que vaya porque me lo ha dicho el médico, yo estoy bien de salud”, comentó el actor de 83 años, quien también añadió que tiene proyectos para hacer cine; sin embargo, hablará de ellos en su momento y cuando estén listos para su realización.

Como sucedió con la cinta El complot mongol, de Sebastián del Amo, la cual no ha podido ver hasta ahorita, pero sabe que empieza a cobrar los primeros frutos, tras su paso por el mercado europeo en la Berlinale.