Comparten 3 científicos Nobel de Física

79

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

Los aportes teóricos del canadiense James Peebles a la cosmología física, y el hallazgo del primer exoplaneta por los suizos Michel Mayor y Didier Queloz, les hicieron merecedores del Premio Nobel de Física de este año.

Anunciado este martes por la Real Academia de las Ciencias Sueca, el galardón reconoce dos líneas de trabajo cuyos descubrimientos han contribuido «a nuestra comprensión de la evolución del Universo y el lugar de la Tierra en el cosmos».

Por un lado, Peebles, nacido en 1935 y quien labora en la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, desarrolló desde mediados de los 60 un marco teórico que asume el cosmos, con sus miles de millones de galaxias y cúmulos de galaxias, y constituye la base de nuestro moderno entendimiento de la historia del Universo, desde el Big Bang hasta nuestros días.

«El modelo del Big Bang describe el Universo desde sus primeros momentos, hace casi 14 mil millones de años, cuando era extremadamente caliente y denso. Desde entonces, se ha expandido, volviéndose más grande y más frío. Apenas 400 mil años después del Big Bang, el Universo se volvió transparente y los rayos de luz pudieron viajar a través del espacio.

«Incluso hoy, esta antigua radiación está a nuestro alrededor y, codificada en ella, se esconden muchos de los secretos del Universo. Usando sus herramientas y cálculos teóricos, James Peebles pudo interpretar estos rastros desde la infancia del Universo y descubrir nuevos procesos físicos», expuso la Academia.

Los resultados de este trabajo muestran que apenas conocemos el 5 por ciento del contenido del cosmos: la materia que constituye las estrellas, los planetas, los árboles y nosotros. El resto, el 95 por ciento, es materia oscura y energía oscura, una de las mayores incógnitas de la astrofísica actual.

«Este es un misterio y un desafío para la física moderna», subrayó la entidad.

Por su parte, Mayor y Queloz, nacidos en 1942 y 1966, respectivamente, y ambos investigadores de la Universidad de Geneva, en Suiza, hicieron en 1995, desde el Observatorio Haute-Provence en Francia y con instrumentos hechos a la medida, el primer descubrimiento de un planeta fuera de nuestro Sistema Solar, un exoplaneta orbitando una estrella de tipo solar: 51 Pegasi b, una esfera gaseosa equiparable a Júpiter.

«Este descubrimiento comenzó una revolución en la astronomía, y desde entonces se han encontrado más de 4 mil exoplanetas en la Vía Láctea. Nuevos mundos extraños, con una increíble riqueza de tamaños, formas y órbitas, continúan descubriéndose hoy día.

«(Éstos exoplanetas) desafían nuestras ideas preconcebidas sobre los sistemas planetarios y están obligando a los científicos a revisar sus teorías sobre los procesos físicos detrás de los orígenes de los planetas. Con numerosos proyectos planeados para comenzar a buscar exoplanetas, eventualmente podemos encontrar una respuesta a la eterna pregunta de si hay otra (forma de) vida ahí fuera», remarcó la Academia.

Los galardonados, quienes compartirán los 9 millones de coronas suecas del galardón, suceden en el palmarés del Nobel de Física al estadounidense Arthur Ashkin, la canadiense Donna Strickland y el francés Gerard Mourou, reconocidos el año anterior por su innovación en el campo de la física de láser, con múltiples aplicaciones en la medicina y la industria.

La ronda de ganadores de los Nobel continuará este miércoles con el anuncio del de Química, y en los días subsecuentes el de Literatura -del cual este año se otorgarán dos tras la suspensión en 2018 por un escándalo sexual en la Academia Sueca-, el de la Paz y el de Ciencias Económicas.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre