Comunidad internacional rechaza pruebas de misiles y bombas norcoreanas

31

Tokio, 4 Septiembre.

La prueba nuclear subterránea de Corea del Norte, realizada la víspera, se produjo sólo unos días después de que el país lanzó un misil que paso cerca de Japón, lo que ha provocacado el rechazo de la comunidad internacional y han socavado aún más la estabilidad en la Península Coreana.

La prueba también fue la sexta nuclear de Corea del Norte, su primera desde el 9 de septiembre de 2016.

La semana pasada disparo un misil que cayó en las aguas de Hokkaido y fue el 22 lanzamiento de prueba de Pyongyang este año, según datos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, así como anuncios gubernamentales.

Corea del Norte ya superó la cuenta del año pasado de 21 lanzamientos de misiles, su mayor recuento anual desde 1984, detacó el diario Nikkei.

Durante la década de 1990, Corea del Norte comenzó a dar muestras de estar desarrollando un programa nuclear, lo cual provocó alarma en el mundo.

Pyongyang entonces se retiró del Tratado de No Proliferación Nuclear y reveló que tenía armas nucleares.

En 2002, el entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, incluyó a Corea del Norte en su lista de países del “Eje del Mal”.

A pesar de que ha habido intentos de convencer a Pyongyang de que desista de su programa nuclear a cambio de concesiones políticas y económicas, los esfuerzos han fracasado.

Las sanciones internacionales que se le han impuesto impactan profundamente su capacidad financiera, pero sigue resistiendo y mostrando avances en sus porgramas de misiles y nucleares.

Las posibilidades de que la comunidad internacional encabezada por Estados Unidos realice un ataque contra Corea del Norte se han visto contenidas en varias ocasiones, ya que los riesgos son demasiado grandes, destacó la británica BBC.

Ahora el gobierno de Donald Trump parece estar dispuesto a mostrar una renovada “mano dura” para disuadir a la nación asiática.

Se estima que Corea del Norte cuenta con cuatro mil 300 tanques, dos mil 500 vehículos armados, ocho mil 600 cañones, cinco mil 500 lanzacohetes múltiples y 10 lanzacohetes múltiples de 300 milímetros.

En el cuenta con 430 buques de superficie, 250 buques anfibios, 20 dragaminas, 40 barcos auxiliares y 70 submarinos.

El régimen de Kim Jong-un también tiene unos mil 630 aviones, posicionados en cuatro lugares distintos, entre ellos 810 aviones caza, 30 aviones de vigilancia y control, 330 aviones de transporte, 170 aviones de entrenamiento y 290 helicópteros.

Una de las desventajas de sus armas es que gran parte de ellas como sus aviones tienen más de dos décadas, además sus equipos más modernos se están quedando obsoletos.