Con o sin Morena sólo aceptaré ser candidato a Jefe de Gobierno: Monreal

345

Ciudad de México, 30 de Agosto

El delegado en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, afirmó que su único plan es ser Jefe de Gobierno y advirtió que aunque no quiere salirse de las filas de Morena está evaluando esa decisión en caso de que no corrijan los resultados de la encuesta que realizó el partido de Andrés Manuel López Obrador y que dieron el triunfo a la delegada en Tlalpan Claudia Sheinbaum.

En entrevista con el periodista Joaquín López-Dóriga, Monreal descartó tener un plan B: “Sólo tengo plan A, por eso no acepté el Senado… por eso no acepté nada.

“Sólo aceptaré ser candidato a Jefe de Gobierno de la Ciudad de México”, agregó.

Monreal dijo que en los resultados de la encuesta, ganó “la intriga palaciega” que existe entre el grupo que rodea al tabasqueño.

“Estoy acostumbrado a los peores momentos, he vivido momentos difíciles, y creo que ha llegado el momento de tomar definiciones. Esto que le dicen a Andrés, yo te diría que triunfó la intriga palaciega al interior de este pequeño grupo, pero no de los militantes de Morena. En los estados del país, los militantes de pie, los militantes de campo, los militantes que están en la calle saben que tengo razón”.

Monreal aseguró que de 20 encuestas que se realizaron sobre los aspirantes de Morena para la candidatura a la jefatura del Gobierno capitalino, él iba a la cabeza en 17, pero los resultados de este instituto político lo ubicaron en el cuarto lugar.

“Pareciera no ser lógico un resultado de tal magnitud y por eso, por esa falta de transparencia, esa opacidad, estamos metidos en un brete. Muchos no lo quieren reconocer, pero sí hay una crisis”, destacó.

El delegado dijo que éste “es un error delicado” que podría repercutir en la confianza de los militantes y simpatizantes de Morena: “Es un error que puede pesar mucho y no es arrogancia. No es que sienta que soy un personaje que puede generar ese cisma, no. Creo que es un error que puede repercutir en la confianza y en el nivel de esperanza de quienes participan en los procesos internos”, sostuvo.

El funcionario dijo que aún desconoce lo que hará en los próximos días. Pero lo que sí sabe es que “este círculo íntimo (que rodea  a López Obrador), que no es capaz de caminar la calle, pero que sí pueden construir intrigas, se equivoca”.

Para el delegado en Cuauhtémoc está claro que los resultados de la encuesta fueron producto de la relación cercana que tiene con algunos funcionarios del Gobierno capitalino, por lo que lo consideran un traidor.

“El mensaje es cómo te atreves a luchar o a pelear o a intentar construir un proyecto cuando tú tienes visos de que te reúnes con (Miguel Ángel) Mancera, con los funcionarios. Eso lo asimilan como una especie de traición o de al menos inconformidad”, señaló.

Y agregó: “Si no construyes una relación institucional no puedes gobernar. La delegación (Cuauhtémoc) es la más compleja de la ciudad. Yo tengo amigos en todos los partidos y creo que la intriga palaciega íntima venció y ahora están sumidos en una crisis”.

A pesar de todo, Monreal consideró que López Obrador sigue siendo un hombre de Estado y un político “con mayor autoridad moral”.

“Eso no lo voy a dejar de aceptar, pero el hombre público debe tener pasión en la política. Yo tengo pasión por la política, pero también con la pasión debes tener mesura, sosiego interno y una actitud más allá de lo que pase”.

Dijo que ha pasado 20 años, la mitad de su carrera política, sorteando las buenas y las malas con el tabasqueño.

“Lo he acompañado en las buenas y en las malas que han sido más las malas, en donde hemos sufrido mi familia y yo persecuciones, difamación.

Pero me he mantenido firme, nada me ha movido de esa posición porque creo en la alternancia política de un país mejor y no voy a separarme un ápice de esa posición política que yo siempre he defendido”, puntualizó.