Congreso busca revertir incremento de suicidios en la población yucateca 

74

Mérida, 15 Julio.

En Yucatán se han presentado de enero a julio de este año unos 134 suicidios, cifra mucho mayor a la del mismo periodo del año pasado cuando en ese lapso se habían registrado 89 casos, por lo que el aumento es de más de un 45 por ciento.

Durante el cierre del último periodo de sesiones del Congreso local, el integrante de la Comisión de Salud y Seguridad Social, Manuel Díaz Suárez, explicó que esa cifra coloca a Yucatán como una de las entidades con mayor niveles de suicidas entre su población.

“En Yucatán es de 10.5 por cada 100 mil habitantes, es decir, más del doble que la media nacional que es unos cinco por cada mil”, explicó el legislador en la tribuna.

De igual modo, reveló que en los dos últimos años el número de consultas por depresión se han incrementado en 50 por ciento, por lo que sin duda el tema de la salud mental es una de las prioridades para su atención en el sistema de salud pública de la entidad.

Recordó que uno de los logros de la Legislatura que concluye es la creación de una nueva Ley de Salud Mental, la cual está integrada por 100 artículos divididos en 11 capítulos y seis disposiciones transitorias.

“La ley propone el respeto a los derechos humanos de las personas que presenten algún trastorno mental, y que el estado, así como sus familias les garanticen alimentación, vestido, alojamiento y sobretodo un tratamiento digno que les permita el control de su padecimiento y de ser posible su recuperación y reincorporación al tejido social”, precisó.

El legislador también considera la creación de un consejo interinstitucional que permita el involucramiento de varias dependencias de gobierno, y que no se le deje sola a la Secretaria estatal de Salud en la estrategia y política pública que garantice la salud mental en Yucatán.

De igual modo, establece el plan para crear un Instituto de Salud Mental, que desarrolle un programa de acciones que abarque en sus estrategias a todos los sectores.

La ley incluye un capítulo específico para la atención del fenómeno suicida; establece los lineamientos para dotar a las escuelas del nivel básico y medio superior de psicólogos o personal capacitado en salud mental, que promuevan en niños y jóvenes una cultura de la salud mental y prevengan o detecten de manera temprana los padecimientos mentales en este sector.