Congreso condena ataques racistas de Trump contra legisladoras

285

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Con 240 votos a favor y 187 en contra, la Cámara de Representantes en Estados Unidos votó el martes a favor de condenar los ataques de Donald Trump en su cuenta de Twitter contra cuatro congresistas de ascendencia extranjera.

La medida protagonizó uno de los intercambios más polarizados en el piso de la Cámara. Solo cuatro republicanos y el único representante independiente de la Cámara de Representantes, Justin Amash, votaron junto con todos los demócratas para condenar al presidente.

“Tan interesante ver a las congresistas demócratas “progresistas”, que originalmente provenían de países cuyos gobiernos son una catástrofe completa y total, la peor, la más corrupta e inepto en cualquier parte del mundo (si incluso tienen un gobierno en funcionamiento), ahora Fuerte……” se lee en el tuit.

“Se que es el racismo cuando lo veo, lo sé cuando lo siento, y en el nivel más alto del gobierno, no hay lugar para el racismo”, dijo el representante John Lewis, demócrata de Georgia.

Los republicanos detuvieron el proceso poco antes de que la Cámara se preparara para votar sobre la resolución no vincualente, que llama a los tuits de Trump“comentarios racistas que han legitimando un mayor temor y odio hacia los nuevos estadounidenses y la gente de color”.

Aunque la medida no tiene consecuencias jurídicas para el mandatario estadounidense, lo condena de manera simbólica.

Trump dijo el domingo en un tuit que cuatro representantes demócratas deberían volverse a los países “quebrados, infectados de delincuencia”, de donde vinieron a pesar de que todas son ciudadanas estadounidenses y tres de ellas nacieron aquí.

Desafiante ante las críticas generalizadas, el presidente Trump insistió que sus tuits “no fueron racistas“.

Apeló a sus compatriotas a “no mostrar debilidad” y a resistirse a una resolución de la Cámara de Representantes que condena esas declaraciones.

“No hay un solo hueso racista en mi cuerpo!”, exclamó Trump en Twitter, un día después de asegurar que “mucha gente está de acuerdo conmigo” al evaluar a las cuatro legisladoras que cumplen apenas su primer año de mandato.

“Esos Tweets NO eran racistas. ¡No tengo un hueso racista en mi cuerpo! La llamada votación que se debe votar es un juego de estafa demócrata. Los republicanos no deben mostrar “debilidad” y caer en su trampa. Esto debería ser una votación sobre el lenguaje sucio, las declaraciones y las mentiras contadas por el demócrata….” se lee en el tuit.

Los tuits, que han sido ampliamente denunciados como racistas, fueron dirigidos contra Ilhan Omar, legisladora por Minnesota, Alexandria Ocasio-Cortez por Nueva York, Ayanna Pressley por Massachusetts y Rashida Tlaib por Michigan.

Las congresistas respondieron este lunes con una rueda de prensa en la que Omar llamó a iniciar un juicio político contra el presidente y lo acusó de tener “…la agenda de los nacionalistas blancos”.

(Con información de la Razón de México)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre