Crecen repudio y sospecha por extensión de mandato en BC

236

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

El repudio contra el “albazo” en el Congreso de Baja California para ampliar el periodo del gobierno que encabezará el morenista Jaime Bonilla de dos a cinco años, creció entre partidos y actores políticos, por lo que algunos emprendieron acciones para frenarla.

Las diversas fuerzas políticas analizan la vía jurídica para impugnar la constitucionalidad de este acto ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); además, PAN, PRI y Movimiento Ciudadano emprendieron sendos procesos internos para expulsar de sus filas a los diputados que avalaron la reforma al artículo octavo transitorio de la Carta Magna bajacaliforniana.

Asimismo, se pretende someter a juicio político a los 21 legisladores que avalaron la reforma a favor de Jaime Bonilla.

La dirigencia nacional panista dio el primer paso para expulsar a siete diputados locales, la alcaldesa de Playas de Rosarito, Mirna Rincón, y el síndico Miguel Ángel Vila Ruiz, por haber avalado la reforma.

El blanquiazul informó en un comunicado que también presentará una acción de inconstitucionalidad en contra de la reforma aprobada por el Congreso de Baja California, el pasado 9 de julio, en cuanto sea publicada la modificación de mandato en la Gaceta Oficial de la entidad.

Los diputados que serán llevados ante la Comisión de Orden y Disciplina Intrapartidista son Carlos Torres Torres, Iraís María Vázquez, Raúl Castañeda Pomposo, Ignacio García Dworak, Sergio Tolento Hernández, Alfa Peñaloza Valdez y José Félix Arango.

Mientras que la legisladoras Mónica Hernández y María Trinidad Vaca, pese a haber sido postuladas por el PAN, no son militantes, aclaró la dirigencia.

Los argumentos para solicitar su expulsión son la contravención de los estatutos generales del partido y sus reglamentos, así como la inaplicación de la sentencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, que había resuelto que la gubernatura sería de dos años.

Cuauhtémoc Cárdenas reprochó la actuación de los diputados locales, quienes, dijo, fueron “evidentemente comprados” para aprobar una reforma que atropella el orden republicano y democrático, y que representa un mal antecedente de que se pueden ampliar los mandatos así nada más.

“Deberían de entrar los suplentes de estos 21 diputados, que evidentemente fueron comprados, esto es un insulto a la inteligencia al creer que fue un voto sin dinero”, acusó en entrevista televisiva.

Por separado, el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Ángel Mancera, exhortó a los legisladores de Baja California a rectificar el error que cometieron al aprobar la ampliación del periodo del gobernador electo Jaime Bonilla, pues la vía de los tribunales va a ser muy desgastante.

Añadió que es procedente iniciar un juicio político en contra de los legisladores bajacalifornianos de todos los partidos, “se violan todas las reglas electorales, se trasgrede la certeza de la propia elección en los términos en que fue expuesta y que fue planteada a la ciudadanía”.

Para el vocero del PAN, Fernando Herrera, hay mucho “sospechosismo”, ya que la maniobra de ampliar el mandato del gobernador morenista “constituye un ensayo local para colocar en la opinión pública nacional un precedente de ampliación de mandato, el cual se buscará aplicar en beneficio del Presidente López Obrador (…) para constituir una dictadura y posiblemente una tiranía”.

Por separado, las dirigencias locales del PAN, PRI y Movimiento Ciudadano en Baja California anunciaron que iniciarán procesos de inconstitucionalidad contra la determinación del Congreso, así como en contra de los legisladores que aprobaron dicha reforma.

(Con información de la Razón de México)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre