Critican China y Rusia prácticas comerciales de EU

143

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

El Foro Económico que se lleva a cabo en la ciudad de San Petersburgo se ha convertido en escenario ideal para que Rusia y China, ante inversionistas, empresarios y expertos de muchos países, expresen al unísono su desacuerdo con la intención de Estados Unidos de imponer su jurisdicción al resto del mundo, causando con ello un daño irreparable al orden internacional.

Al hacer uso de la palabra en la sesión plenaria de este viernes, tanto el presidente Vladimir Putin, en su calidad de anfitrión del foro, como su colega chino, Xi Jinping, invitado de honor, arremetieron contra las prácticas comerciales agresivas que aplica Donald Trump desde la Casa Blanca para obtener ventajas y desplazar a los competidores de Estados Unidos.

Para el líder ruso esa política, la cual genera confusión y caos, provoca conflictos interminables y guerras comerciales y puede derivar en otro tipo de guerras, en una pelea de todos contra todos, sin ninguna regla.

Putin lamenta que quienes antes promovían el libre comercio como parte de una competencia honesta y abierta, ahora hablen el lenguaje de las guerras comerciales y las sanciones, convirtiendo la globalización en una parodia de sí misma al suplantar las normas internacionales con leyes y procedimientos administrativos y judiciales de un país o grupo de países influyentes en detrimento de los demás.

El titular del Kremlin está convencido de que es necesario alcanzar nuevos entendimientos que sean claros para todos y que se cumplan sin excepción. Y sostiene: No habrá un nuevo orden económico internacional si no se incluyen en el debate conceptos clave como soberanía y el derecho inalienable de cada país a tener su propia vía de desarrollo.

Como gesto hacia su invitado de honor, calificó de primera guerra tecnológica de la era digital los ataques de Estados Unidos contra la empresa china Huawei, que –en su opinión– son un intento descarado de excluirla del mercado mundial.

El mandatario ruso defendió también el derecho de su país a construir el gasoducto Nord Stream 2, diseñado para transportar gas natural a Alemania y otros países de Europa, al que Estados Unidos se opone por sus intereses egoístas.

Xi, por su parte, coincidió con Putin en destacar la cooperación entre China y Rusia como pilar de las relaciones internacionales. Para el mandatario chino Rusia no sólo es nuestro vecino más grande y socio estratégico, sino uno de los principales socios para cooperar en todos los ámbitos prioritarios.

Tras pedir respeto mutuo, Xi se mostró más conciliador respecto a la guerra comercial que ha declarado Trump: Me resulta difícil imaginar una ruptura completa con Estados Unidos. No estamos interesados en eso y nuestros socios estadunidenses tampoco, señaló.

(Con información de la Jornada)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre