Dejan en el abandono estaciones de policía

472

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Las estaciones de Policía, presentadas como la forma de acercarse con la ciudadanía, ahora están en el olvido.

El Gobierno de Claudia Sheinbaum minimizó la inversión de al menos 225 millones de pesos que hizo la Administración de Miguel Ángel Mancera en la construcción de 75 Estaciones de Policía.

Para cada Estación de Policía se destinaron en promedio 3 millones de pesos, según cifras reveladas entonces por la Secretaría de Seguridad Pública, cuya adecuación se realizó entre los años 2015 y 2018.

La SSP contempló tres tipos de estaciones: A, B y C, en espacios de 120 metros cuadrados, 148 metros cuadrados y 165 metros cuadrados.

Las estaciones contaban con mobiliario nuevo: computadoras, escritorios, pantallas, baños, estantes, salas de juntas, la más pequeña medía 120 metros cuadrados y la más grande rebasaba los 400 metros cuadrados, además contaba con regaderas, gimnasio y hasta comedor.

Pero de aquel costoso proyecto sólo sobreviven las estaciones de tipo C, las más grandes, pues aquellas que están bajo puentes poco a poco han ido desapareciendo.

La Jefa de Gobierno y el Secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta, consideraron que las estaciones no son funcionales.

Por tanto, los inmuebles dejarán de ser un punto de resguardo de los agentes y funcionarán como base temporal.

En un recorrido por estaciones como Romero de Terreros, Insurgentes Sur, Cáliz y Tlalpan se constató que ya no cuentan con mobiliario y donde había más de 10 policías ahora sólo hay uno, el cual vigila que no se haga mal uso de las instalaciones.

«Como podrás darte cuenta ya no hay mobiliario en la estación, ya no hay mesas ni computadoras, ya no hay pantallas, poco a poco se han llevado todo, lo único que nos queda es el baño», comentó la oficial Jaimes, quien se encarga de la vigilancia en la estación Insurgentes Sur.

El destino de aquella infraestructura aún es incierto hasta para los policías, quienes no saben si será utilizado por las alcaldías o por la SSC.

Estaciones como Taxqueña, Eje Central y Central de Abastos siguen funcionando, ahí se hace el pase de lista de los policías y se realizan reuniones vecinales.

Los uniformados mencionaron que las estaciones más pequeñas estaban mal construidas, a tal grado que en épocas de lluvia el agua se filtraba y dañaba el mobiliario.

«El mobiliario terminaba afectado y los compañeros tenían que sacar el agua hasta con cubetas», comentó el agente Salinas, quien vigila la estación Eje Central.

Las computadoras, pantallas, escritorios, teléfonos y estantería con las que contaban las estaciones de policía fueron enviadas a los distintos sectores y cuarteles.

Fracasaron los módulos

Desde que Manuel Mondragón y Kalb era Secretario de Seguridad Pública, del 2008 al 2012, se buscó sacar a los policías de sus cuarteles para llevarlos a los módulos de seguridad, en parques y camellones, pero ese proyecto no funcionó.

En aquella etapa se construyeron pequeños módulos de concreto de dos pisos, los cuales sólo tenían un escritorio.

El proyecto poco a poco fue desapareciendo debido a que los ciudadanos no se acercaban a los policías.

Pronto esos módulos fueron cerrados o los retomaron otras dependencias.

En la administración de Hiram Almeida se buscó, otra vez, que los policías dejaran los cuarteles y se concentraran en las estaciones de policía.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre