Delegado se ampara para que expediente de nexos con El Ojos no se conozca

391

Ciudad de México, 15 de Agosto

Por las calles de Tláhuac, durante las noches, Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, acostumbraba movilizarse de una forma en la que las autoridades de la Ciudad de México no tenían registro más que en el traslado de funcionarios: viajaba en camionetas que circulaban en convoy. Iban armados, y en grupos de tres.

A pesar de ello, las autoridades delegacionales nunca lo reportaron, no lo denunciaron y cuando hicieron alguna petición de seguridad de manera oficial, sólo hablaban de “falta de patrullaje” o “demora en la atención de emergencias solicitadas al 911”.

Informes de inteligencia del Gobierno de la Ciudad de México (GCDMX) a los que La Razón tuvo acceso, revelan que en julio del año pasado un convoy de tres camionetas fue captado por las cámaras de seguridad del C4, circulando por distintos puntos al oriente de la urbe.

Las imágenes revelan que eran dos camionetas Pick up y una Exprés, las cuales iban a velocidad media una detrás de otra a una distancia no mayor a los tres metros.

Las cámaras de la ciudad los captaron circulando por distintos puntos y finalmente internándose en la zona de Tláhuac. Ahí los perdieron.

Durante las indagatorias en contra del grupo de El Ojos, agentes de la Procuraduría de Justicia capitalina (PGJCDMX) descubrieron que el delincuente acostumbraba a salir de noche en esos convoyes.

En una de las tres camionetas se transportaba él. Iba acompañado de hombres armados, mientras que en las otras viajaban más sicarios que se encargaban de cuidarlo durante esos traslados.

“La forma en la que se desplazaba este sujeto, es algo que nunca habíamos visto aquí en la ciudad. Andaba en camionetas en convoy y siempre con armas largas. Sabíamos que lo hacía sólo en la zona oriente, pues era donde se sentía seguro”, revela un funcionario que participó en las indagatorias para desarticular al grupo delictivo.

 

Las investigaciones que encabezó este mando, permitieron ubicar y asegurar cuando menos dos unidades usadas en este tipo de traslados por El Ojos, el pasado 17 de octubre en una bodega ubicada en la colonia Miguel Hidalgo, de Tláhuac.

Se trataba de una camioneta Suburban placas 994-UPV y una Ford Pick Up placas MPW-7959. Estaban ocultas en una bodega donde el delincuente cargaba y descargaba la droga que distribuía.

En el reporte de este aseguramiento se detalla que los agentes encontraron a hombres armados cuidando el lugar, y que al detenerlos, un sujeto salió y les gritó: “Hijos de la chin… nada más vienen a chin…, le voy a avisar al jefe, al Ojos… no se hagan pen… si El Ojos los tiene comprados a todos, ésta es una de sus bodegas”.

A pesar de este operativo y de las indagatorias que seguía la Procuraduría para ese momento, el delegado Rigoberto Salgado continuó sin presentarse a las juntas del gabinete de seguridad con el personal del gobierno central.

En las listas de asistencia en poder de La Razón, sólo aparece el nombre de Verónica López Ramírez, quien iba en su representación.

DECOMISA SSP CAMIONETA. Apenas la semana pasada, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina aseguraron a un hombre que circulaba en una camioneta similar a las que usaba El Ojos para trasladarse en la zona.

De acuerdo con el expediente CI-TLH/TLH-1/UI-3C/1623/082017 se trata de una camioneta Yukon, de reciente modelo, la cual fue hallada circulando por calles de la colonia del Mar, en el Sector Zapotitla.

Se trata de una unidad con sirenas, estrobos, códigos, altavoces y demás implementos similares a los que usan algunos cuerpos policiacos.

…Y Salgado se ampara para esconder información

Juez concede amparo al morenista que lo cubre hasta el 5 de septiembre; alega que se violan los derechos del funcionario.

Por Luis Alberto Alonso / luis.alonso@razon.com.mx

La Procuraduría General de la República (PGR) quedó impedida para pronunciarse o hacer pública cualquier tipo de información sobre la investigación que se lleva a cabo respecto de los posibles nexos del jefe delegacional en Tláhuac, Rigoberto Salgado, con el grupo criminal conocido como El Cártel de Tláhuac y que era liderado por el acaecido Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos.

Así lo determinó la juez federal Laura Gutiérrez de Velasco, titular del Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa, quien ayer determinó otorgar la suspensión provisional al juicio de amparo 11271/2017, que interpuso el delegado el pasado 9 de agosto a través de su representante legal, José Luis Salazar.

 

El tema de la demanda fue “la difusión de información relacionada con operativos, detenciones, actuaciones, investigaciones y otras” señalando a la PGR como autoridad objeto del ejercicio legal.

Determinó que la suspensión de información tendrá un plazo de tres semanas, hasta el próximo 5 de septiembre.

Ese día se celebrará la audiencia en la que se analizarán los recursos legales de las partes, para decretar la suspensión definitiva por violar los derechos de Salgado.

El delegado de Morena fue señalado como responsable de omisión en el ejercicio público por diversos actores políticos al no dar aviso a las autoridades de la presencia del mencionado grupo delictivo.

Y es que el hombre, abatido por elementos de la Marina el pasado 20 de julio se presume como responsable de ordenar al menos 30 ejecuciones y operar en la distribución de drogas al sur de la ciudad.

Salgado también es investigado por la Contraloría General de la Ciudad de México por asignar hasta 37 contratos a financiadores de su campaña por un monto de 37 millones 193 mil 920 pesos y por utilizar personal de la delegación para mejoras a las afueras de un restaurante de su propiedad que era usado como centro de reunión de El Ojos.

Por estos antecedentes y la “no discriminación” para contratar en la nómina oficial a cinco familiares y operadores de El Ojos que presumió ante los diputados de la Asamblea Legislativa (ALDF) en su comparecencia el pasado 2 de agosto, los asambleístas iniciaron el proceso de remoción del delegado con base en los artículos 42 y 108 del Estatuto de Gobierno del Distrito Federal.