Destapa Auditoría transas en INM

387

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Pagos en demasía y falta de documentación que acredite los servicios prestados, son algunas de las irregularidades detectadas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la contratación de empresas para proveer servicios de alimentación y transporte de migrantes.

En una auditoría de cumplimiento financiero al Instituto Nacional de Migración (INM), la ASF encontró que se infló el costo unitario por alimento relacionado con el contrato CS/INM/141/2017, ya que éste estableció un monto de 74.24 pesos y el proveedor cobró 86.12 por cada ración servida.

«Sobre el particular, el INM, en el transcurso de la auditoría y con motivo de la intervención de la ASF, instruyó las acciones de control necesarias mediante el oficio de fecha 16 de noviembre de 2018», señala el dictamen de la auditoría.

La ASF concluyó que en 2017 el INM realizó pagos en demasía por al menos 356 mil 100 pesos, pero sólo revisó una muestra de los recursos ejercidos en dicho contrato, por lo que solicitó al Órgano Interno de Control del Instituto que verifique física y documentalmente el monto total ejercido con el mismo.

Otra irregularidad es que no se proporcionaron las comandas que acrediten la prestación de los servicios de alimentación correspondientes a febrero y mayo 2017, ni se presentó la documentación que acredite el pago de cuotas obrero-patronales por parte de proveedores.

Por esto último, el INM hizo una Promoción del Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal, para que el IMSS audite a 9 personas físicas y a las empresas Cocinas Industriales Multifuncionales de Calidad y Comercializadora Agua Chula, a fin de constatar las obligaciones en materia de seguridad social.

El año pasado, la primera de estas dos empresas enfrentó acusaciones en Veracruz relacionadas con el incumplimiento de pagos a proveedores por el suministro de alimentos a migrantes de la Estación Acayucan.

Inflan traslados 


En los pagos realizados por concepto de transporte terrestre, relacionados con el contrato CS/INM/011/2017, también se realizaron pagos en demasía, ya que el precio unitario establecido por viaje era de 54 mil 200 pesos, pero el importe pagado fue por 61 mil pesos.

«Con motivo de la presentación de los resultados finales, el INM proporcionó los oficios de fechas 7, 21 y 26 de noviembre de 2018, mediante los cuales los Delegados Federales de Chiapas y Veracruz solicitaron al proveedor el reintegro del pago en demasía por un importe de 589 mil 800 pesos.

«El cual incluye el monto observado. Sin embargo, no se proporcionó evidencia de su reintegro a la Tesorería de la Federación», se lee en la auditoría.

La ASF además encontró en la revisión de otros contratos para transportación, que no se entregó la documentación comprobatoria completa y que se realizaron pagos sin haber contado con la autorización y los informes respectivos.

«Además, no se aseguraron de que las justificaciones de las contrataciones (…) contaran con fundamento respecto de los criterios de eficiencia, eficacia, economía, honradez y transparencia», indica.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre