Prestidigitador de Cuarta 

  • Abril 07, 2021
  • Tiempo de lectura: 6 minutos

El juego es una función elemental de la vida humana, hasta el punto de que no se puede pensar en absoluto la cultura humana sin un componente lúdico. Hans-eorg Gadamer 

Por: Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez  

Estimado lector, gracias. Lo dicho, la conferencia mañanera está convertida en un patético show de Cuarta que busca hacer propaganda, por la buena o por la mala, y si alguien es el amo de los montajes, el de las cortinas de humo se llama Andrés Manuel López Obrador, el mismísimo presidente de la República es quien todos los días ensucia su presidencia con ataques infundados como si no hubiera una pandemia, pobreza e inseguridad que atender. 

El Pejelagarto ha mostrado sus habilidades de prestidigitador, que según el diccionario es una “persona que hace juegos de manos y otros trucos de magia, en especial si se dedica a ello profesionalmente”, es decir ilusionista, pantallas y montajes. Esto se convierte en un contrasentido si se antepone a los principios de la 4T de NO ROBAR, NO MENTIR Y NO TRAICIONAR, que se quebrantan cotidianamente. 

El asunto de presentar un video de la detención de Israel Vallarta y Florence Cassez que está sellado por la corrupción de Genaro García Luna, el super policía de Felipe Calderón, tiene como objetivo la propaganda en tiempos electorales, mostrar la corrupción del pasado y hacer creer que las cosas cambiaron, sobre todo ahora que López tiene amarradas las manos por el INE para que no entrometa en las campañas y han encontrado esa fórmula. 

Bajo ninguna circunstancia se trata de justicia en un caso que no se pronunció cuando era candidato, es un juego con su moral relajada, si tuviera otra intención, habrían actuado para atender a los parientes de Israel Vallarta que tienen más de 40 días en un campamento a modo de protesta fuera del Palacio Nacional y no ha sido examinado el caso que por cierto Olga Sánchez Cordero como ministra revisó. 

Insisto no es una defensa a Carlos Loret de Mola, que cada quien se haga cargo de sus acciones, se trata de discutir un tema del presente donde López Obrador come en la misma mesa que los dueños de Televisa y Televisión Azteca, les ha otorgado contratos de publicidad y ha colocado a sus cercanos en lugares estratégicos, los pagos no solo se hacen en publicidad hay muchas otras formas. 

López Obrador se reunió en marzo del 2019 con Jared Kushner, asesor del entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y se llevó a cabo en la casa Bernardo Gómez, alto funcionario de Televisa y en la visita del Pejelagarto a Washington, Gómez fue parte de la comitiva que lo acompaño. 

Por muchos años López y su grey se desgañitaron porque Televisa y Azteca le cerraron las puertas, los acusó de construir a un telepresidente como fue Peña Nieto, los acusó de no tener ética y de ser “chayoteros”, pero en las dos televisoras, así como en la presidencia nada se mueve sin que se entere el patrón. 

¿Y si López resulta una jugada más perversa y es también una construcción de las televisoras como Peña? Pero mejor ahí la dejamos. 

Entre Palabras 

Marcelo va a buscar más contratos para comprar vacunas.

¿No qué misión cumplida? 

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima. 



Artículos Relacionados

Deja un Comentario