Biden se reunió con portuarios de California

  • Octubre 13, 2021
  • Tiempo de lectura: 4 minutos

Washington.- El presidente Joe Biden sostuvo hoy una reunión con directivos, empresarios y sindicalistas del sistema portuario de Los Angeles, California, para adoptar medidas que garanticen la cadena de suministros en Estados Unidos.

 

El encuentro se produjo el mismo día en que el Departamento del Trabajo anunció un incremento de los precios al consumo de 0,4 por ciento en septiembre y 5,4 por ciento en el año en Estados Unidos, algo que está relacionado, entre otros factores, con la cadena de suministros.

Luego del encuentro con el mandatario, Gene Serok, director ejecutivo del Puerto de Los Ángeles, reconoció la importancia de la distribución de productos en momentos en los que hay más de 60 cargueros a la espera de entregar sus mercancías y cuando se acerca la temporada navideña en el país.

Seroka, junto con representantes del sindicato de los estibadores del puerto y de los empresarios, acudieron a la Casa Blanca para encontrar un camino que solucione los problemas de abastecimiento presentados en la terminal marítima.

El directivo dijo en un comunicado que la instalación que comanda se llama el Puerto de América, porque la carga que maneja llega a todos los rincones del país.

Algunos estimados aseguran que el 40 por ciento de los contenedores que ingresan a los Estados Unidos lo hacen por los puertos de Los Angeles y Long Beach, que desde hace meses enfrentan una situación de congestionamiento causado por un aumento del comercio electrónico y por problemas de personal.

El gobierno está preocupado de que estos cuellos de botella puedan afectar la cadena de suministros hacia la temporada navideña y ralentizar problemas de empleos y crisis en los mercados.

Durante el encuentro, Biden aseguró que el objetivo no es solo superar el cuello de botella que se tiene en estos momentos en ambas instalaciones portuarias, sino encontrar las debilidades que quedaron en evidencia por la pandemia en la cadena de suministros en el transporte.

Esta situación también afecta a las cadenas de distribución y ya, según la Casa Blanca, Walmart incrementará sus labores en horarios nocturnos, UPS utilizará más operaciones las 24 horas del día durante los siete días de la semana, además de mejorar el intercambio de información con los puertos.

Asimismo FedEx incrementará el trabajo durante el horario nocturno y contemplará cambios en el uso de camiones y trenes, mientras otras empresas como Samsung y The Home Depot apoyarán el descongestionamiento de los almacenes de productos.

Según el diario The New York Times, la escasez de productos frustró a los consumidores y a las empresas estadounidenses, y contribuye a un aumento de los precios que perjudica políticamente al mandatario. (Prensa Latina).



Artículos Relacionados