Difieren indagatoria y declaración de víctima: PGJ

105

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) descartó que hubiese ocurrido una violación a bordo de una patrulla, como lo denunció en un principio la joven, de 16 años, en Azcapotzalco.

Luego de que ayer se filtraran videos del día de los hechos, en los que no se observa a la joven ser forzada a abordar ningún vehículo y solamente ser atendida por uniformados de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y paramédicos, Ulises Lara, vocero de la PGJ, informó en una conferencia en la que no se permitieron cuestionamientos, que no corresponde la narración de la víctima con lo acontecido.

«Con la información que contamos hasta hoy, podemos determinar que el momento, circunstancias, lugar y hechos no coinciden con lo declarado por la víctima, sin embargo, seguiremos investigando hasta sus últimas consecuencias éste y todos los actos para llegar a los culpables», expresó.

El funcionario destacó que se realizaron las investigaciones de campo suficientes, como entrevistas, recabación de videos, grabaciones de radio, vehículos oficiales y llamadas telefónicas, así como los estudios médicos y psicológicos.

«Especialmente la obtención del ADN del cuerpo y prendas de la víctima fueron realizados de manera inmediata, todos los indicios recabados y dictámenes se realizaron bajo los protocolos legales correspondientes y se encuentran protegidos con su respectiva cadena de custodia, mismos que obran en la carpeta de investigación», señaló.

Por otro lado, el vocero señaló que la Comisión de Derechos Humanos tiene copia de todo el material para que observe el cumplimiento de los procedimientos.

Además, insistió en invitar a la menor de edad y la familia a acudir al Ministerio Público para aportar más elementos que ayuden a aclarar los hechos.

El 3 de agosto, la adolescente denunció haber sido violada por cuatro agentes a bordo de una patrulla, en la Colonia San Sebastián.

Seis agentes de la SSC permanecen suspendidos mientras se llevan a cabo las investigaciones.

En tanto, por segunda ocasión en una semana, mujeres se manifestaron en las instalaciones de la PGJ, para exigir justicia en casos de feminicidio y violaciones por parte de policías.

La concentración se dio frente a la entrada principal en la que el lunes algunas integrantes de grupos feministas rompieron los vidrios y realizaron pintas.

Las inconformes arribaron con hojas de vidrios y las tronaron con herramientas como un acto de protesta.

También aventaron diamantina y billetes didácticos para que repusieran los daños.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre