Durante último año de Peña, se importó petroquímicos, diesel y gasolinas a niveles nunca vistos

363

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

La importación de gasolinas registró un nivel récord el 2018 con 594.8 miles de barriles diarios, lo que significó un gasto de 18 mil 966 millones de dólares para Petróleos Mexicanos (Pemex).

De acuerdo con cifras de la petrolera y del Banco de México (Banxico), en el sexenio de Enrique Peña Nieto las compras de gasolina crecieron en volumen y valor.

Desde 2014, el volumen de las gasolinas que llegó a México creció 60.53 por ciento, pasando de 370.5 miles de barriles diarios a 594.8 miles de barriles diarios en 2018.

La misma situación ocurre con el diesel. En 2018 se trajeron a México 238.8 miles de barriles diarios, un aumento de 79.68 por ciento con respecto a 2014 cuando las importaciones alcanzaron los 132.9 miles de barriles diarios.

Las cifras de importación más alarmantes se presentan en los petroquímicos, que son los líquidos o gases que se obtienen del procesamiento del Gas Natural o de la refinación del petróleo y su transformación y se utilizan como materia prima para la industria.

De 2014 a 2018 las importaciones crecieron 875 por ciento al pasar de 85.3 miles de toneladas a 831.8.

Petroleros Mexicanos, que alguna vez fue la tercera productora de petróleo del mundo, se convirtió en el sexenio pasado en la petrolera más endeuda y dependiente de las importaciones.

Actualmente Pemex cuenta con seis refinerías ubicadas en Cadereyta (Nuevo León), Madero (Tamaulipas), Minatitlán (Veracruz), Salamanca (Guanajuato), Tula (Hidalgo) y Salina Cruz (Oaxaca), de las cuales, tres operan al 50 por ciento o menos de su capacidad.

Las refinerías fueron construidas en la década de los 70 y no fue sino hasta finales de 2015 cuando se comenzó a invertir en ellas mediante asociaciones público-privadas.

El Gobierno federal anunció el 15 de febrero un plan de rescate para Pemex que no ha convencido a las agencias calificadoras.

Pemex tendrá una disminución en la carga fiscal de 15 mil millones de pesos para este 2019. Además recibirá apoyos por 25 mil millones de pesos del Gobierno federal; otros 35 mil millones de pesos que derivan de un prepago de deuda que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), a través del SAT, tiene con Pemex, y 32 mil millones de pesos adicionales por el combate al robo de combustible.

Estos esfuerzos dan como resultado 107 mil millones de pesos adicionales este año.

Este lunes, la agencia Standard and Poor’s (S&P) bajó la perspectiva de Petróleos Mexicanos a negativa desde estable y consideró insuficiente el plan del Gobierno mexicano para reestructurar a la petrolera.

(Con información de Sin Embargo)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre