Echa Judicatura a otro Magistrado

691

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) rechazó ratificar en su cargo al Magistrado de Circuito Roberto Rodríguez Maldonado, con lo que suman dos juzgadores que pierden sus puestos por esta vía en las últimas semanas.

Rodríguez era titular del Tercer Tribunal Unitario en Materias Civil y Administrativa en la Ciudad de México. El Pleno del CJF decidió no ratificarlo el pasado 28 de agosto.

Dos días después, la Judicatura informó que había decidido «cambiar el estándar con el que se ratifican a las y los jueces y magistrados federales, con lo que se eliminan las ratificaciones en automático y ahora se procede a evaluar también los elementos sustantivos y el compromiso con la actividad jurisdiccional».

El Consejo no difundió públicamente la no ratificación de Rodríguez Maldonado, quien interpuso recurso de revisión ante la Suprema Corte de Justicia, mismo que hoy fue admitido a trámite.

La semana pasada, el CJF sí informó sobre la no ratificación de otro Magistrado, al que no mencionó por nombre, aunque otras fuentes confirmaron que se trata de Jorge Porras Gutiérrez, quien fue señalado por «engaños» y «deshonestidad en su actuar profesional».

Se desconocen las razones para la no ratificación de Rodríguez Maldonado, quien fue secretario de estudio y cuenta del Ministro Fernando Franco en la Suprema Corte.

La no ratificación no es una sanción, aunque el resultado es el mismo que una destitución, y el CJF tiene amplio margen para imponerla.

La Ley Orgánica del Poder Judicial, vigente desde 1995, establece que la Judicatura debe evaluar el desempeño del juez, el resultado de las visitas de inspección, grados académicos, cursos de actualización, no haber sido sancionado por falta grave, y otros que el propio Consejo determine.

Las decisiones contra Porras y Rodríguez–quien fue reemplazado en el tribunal por Ricardo Gallardo Vara–se presentan en un momento de intensa actividad en esta materia, pues en lo que va de 2019 han iniciado los procedimientos para ratificar a 61 jueces y magistrados que cumplieron seis años en sus cargos.

El pase no siempre ha sido automático. Entre 1996 y 2014, la Corte resolvió 17 recursos de revisión de jueces y magistrados no ratificados por el CJF, en algunos casos, incluso por problemas de salud mental.

Sin embargo, la gran mayoría de juzgadores son ratificados, por lo que sólo pueden ser removidos si incurren en responsabilidades, o a los 75 años por retiro forzoso.

La ratificación rara vez previene los casos de corrupción, abuso laboral, acoso sexual o incompetencia que resultan en destituciones de jueces y magistrados, pues casi todos los sancionados en los últimos años, ya habían sido ratificados.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre