En la política no hay casualidad

497

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

El mexicano puede doblarse, humillarse, “agacharse”

pero no “rajarse”, esto es, permitir que

el mundo exterior penetre en su intimidad.

Octavio Paz

Por: Arturo Suárez Ramírez

Estimados amigos lectores, gracias por su tiempo para la lectura de la presente columna publicada en tan prestigiado medio de comunicación. En plena campaña para suceder a la presidenta del PRI, Claudia Ruiz Massieu Salinas, y que suena con fuerza el nombre del ex Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro Robles, como candidato de unidad, le dan la bienvenida a la cuarta transformación.

Para el pretendiente de la dirigencia tricolor, se acerca un escándalo por la compra y desabasto de medicamentos en el sector salud, y es el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador quien lo pone en entredicho, de por lo menos haber sido omiso en su gestión.

Bien dicen que en la política nada es fortuito, no hay casualidades. Para nadie es un secreto que desde hace mucho tiempo los insumos en el sector salud representan un jugosos negocio para quienes surten al IMSS, ISSSTE y a otras instituciones dependientes del Gobierno Federal, licitaciones bajo sospecha de corrupción, “moches”, adjudicaciones a los cuates. Eso sí la constante para los usuarios es que no hay abasto de medicamentos y ni de materiales quirúrgicos o de curación.

El término “huachicol”, se ha aplicado al robo de combustible y se puso en el candelero por López Obrador con el combate a esa práctica. También se ha utilizado el término para el robo y saqueo de bienes de las instituciones como las de salud, a grande y baja escala. A gran escala, los que venden medicamentos y no son entregados, o se entrega otros productos. A menor escala, los mismos trabajadores que saquean las farmacias y los medicamentos y materiales van a dar al mercado negro.

Según la información proporcionada por la Presidencia de la República, el gobierno utiliza 80 mil millones de pesos para comprar medicinas, y según las prácticas de “huachicol”, un alto porcentaje se va por la corrupción, lo que deja vulnerable y en deplorables condiciones a uno de los sectores más importantes de bienestar. El Gobierno Federal  debe fincar las responsabilidades correspondientes, que los culpables del quebranto al sector salud paguen lo que deben.

No solo es el uso de la conferencia mañanera para el golpeteo político, o acusar por acusar, si se debe algo que se pague, no importa que sea el ex Rector de la UNAM.

Entre Palabras

La vicecoordinadora del grupo legislativo de Morena en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, Tatiana Clouthier Carrillo y Mario Delgado, Secretario de Educación y Finanzas, presentaron una iniciativa para reducir el 50 por ciento del financiamiento para actividades ordinarias de los partidos políticos.

Es una buena medida, pero lo ideal sería que los partidos busquen sus propios recursos para que no sean un boquete en el presupuesto de los mexicanos. Si le preguntamos a los ciudadanos si están de acuerdo en seguir manteniéndolos, la respuesta es obvia.

Escribeme tus comentarios al coreo electrónico suartu@gmail.com, sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_.

Gracias, muchas gracias y hasta la próxima.   

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre