Error, no ir contra narco en lucha antihuachicol: Álvarez Icaza

419

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

La industria del robo de combustible que controlan grupos delincuenciales de alta peligrosidad no podrá ser desmantelada si antes el gobierno no va tras los verdaderos grupos de poder, advirtió el senador Emilio Álvarez Icaza.

En entrevista con La Razón, el legislador señaló que no han tenido éxito los intentos que desde hace años existen para  cerrarle el paso a las bandas de saqueadores y de todos aquellos que han hecho del robo de combustible una forma de vida.

Además, reveló la existencia de una bien organizada estructura criminal que opera como cartel con el siguiente organigrama: narcotráfico-robo de huachicol- empresarios- cadenas de venta, facturación y traslado de gasolinas robadas en zonas de abasto y posteriormente trasladadas a diversos países del mundo.

“Se trata de una macrocriminalidad que opera con gran preparación y que, por lo tanto, no ha sido frenadas, como ocurre con la mafia italiana, donde se detiene a 100 o 200 personas que son los directamente responsables de estos delitos, lo cual no sucede en México”, destacó.

Resaltó que los principales grupos delincuenciales que están detrás del robo de combustible son el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), el Cartel del Milenio, así como los grupos delictivos del Golfo en la zona de Veracruz.

“Se trata de una macrocriminalidad que opera con gran preparación y que por lo tanto no ha sido frenadas”

Emilio Álvarez Icaza

Senador independiente

Por separado, el diputado federal por Veracruz Marco Medina aseguró a este medio que en este sexenio se podrá ir a fondo para frenar a estos grupos delincuenciales, que con lujo de violencia y alta tecnología roban las gasolinas en los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) revelan que en al menos 20 municipios las tomas de combustible detectadas por personal militar crecieron más más de mil por ciento en 2018 respecto a las contabilizadas eb 2017.

El primer lugar en incremento lo ocupa Coronango, Puebla, que en 2017 tuvo sólo una toma y para el siguiente año aumentó a 62; es decir, creció seis mil 100 por ciento.

El Estado de México es la entidad con más municipios entre los 10 con más incremento, pues además de Ixtlahuaca tiene a Acambay, Huehuetoca y Teoloyucan.

Puebla, además de Coronango, tiene en la lista a Cuautlancingo, y Xicotepec. El registro lo completan, Tula, Hidalgo: Cajeme, Sonora; y Juchitán de Zaragoza, Oaxaca.

Los lugares 11 al 20 los ocupan municipios de cinco entidades. De Puebla: Huauchinango, San Miguel Xoxtla y la capital, Puebla. Del Estado de México: Coyotepec, Toluca y Cuautitlán Izcalli. De Querétaro: Corregidora y Pedro Escobedo. De Guanajuato, Cortazar, y de Sonora, Bácum.

De acuerdo con Pemex, el año pasado se registraron 12 mil 581 tomas en total y desde la administración pasada se mantienen convenios con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar) para la protección de ductos y evitar el robo de combustible.

(Con información de la Razón de México)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre