Espió Oro Negro a Pemex

429

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

Directivos de Pemex fueron espiados en 2017 por Black Cube, la agencia privada operada por ex agentes de inteligencia israelí.

Black Cube fue contratada por el bufete de abogados estadounidense Quinn Emanuel para conseguir información favorable a la empresa de servicios petroleros Oro Negro, que en esas fechas comenzaba una disputa con Pemex que eventualmente la llevó a la quiebra.

Los blancos del espionaje incluyeron al entonces director de Pemex José Antonio González y a los directores de Finanzas, Juan Pablo Neumann; de Administración, Carlos Treviño; y de Pemex-Procura, Miguel Ángel Servín.

REFORMA obtuvo el contrato de Quinn Emanuel con Black Cube, del 30 de agosto de 2017, y que fue presentado a un juez civil como parte de una disputa sobre los pagos de Oro Negro al despacho estadounidense.

A cambio de 300 mil libras esterlinas, Black Cube ofreció desplegar un equipo operativo en México, Estados Unidos y Noruega, donde tiene su domicilio el fiduciario de los bonos de deuda por más de 900 millones de dólares emitidos por Oro Negro.

El propósito de la investigación: encontrar vínculos entre altos funcionarios de Pemex, competidoras de Oro Negro en el mercado de perforación de pozos, como Sea Drill y Latina; así como el grupo principal de acreedores de Oro Negro, incluidos los empresarios noruegos John Frederickson y Tor Olaf Troim, y la firma financiera Fintech, del mexicano David Martínez.

Lo anterior, según los términos de la «carta compromiso» de 30 de agosto de 2017 entre Black Cube y Quinn Emanuel, el gigantesco despacho estadounidense que representa a Oro Negro, identificada en el documento como «el cliente».

«El objetivo principal de este proyecto es apoyar al cliente para detener y revertir su posición de desventaja en el mercado de perforación petrolera en México, garantizar las condiciones de sus contratos con Pemex, y proteger su propiedad sobre Oro Negro», dice la carta, firmada por Avi Yanus, director de Black Cube.

Los especialistas de Black Cube incluyeron a un jefe de proyecto, analistas de inteligencia, analistas de negocios, expertos en ciberseguridad con conocimiento de la «red profunda», lingüistas, expertos en «operaciones de ingeniería social» y asesoría legal.

Una fuente con conocimiento del caso dijo ayer que la información obtenida por Black Cube solo será utilizada en el arbitraje comercial por 700 millones de dólares que inversionistas de Oro Negro promovieron contra el Estado Mexicano en junio de 2018.

Si tiene éxito esta demanda, actualmente en litigio ante un panel de tres árbitros bajo reglas del TLCAN, Black Cube podría pedir una comisión de 3 por ciento de lo recuperado.

Quinn Emanuel, que ha cobrado al menos 7 millones de dólares a Oro Negro, patrocina la demanda arbitral, presentada precisamente con base en alegatos de que funcionarios de Pemex exigieron sobornos para no cancelar los contratos con la empresa en 2017, acusación sobre la cual aún no se ha difundido evidencia.

El contrato con Quinn Emanuel incluía bonos por un millón de libras para Black Cube, si Oro Negro lograba una negociación con Pemex para que no le redujera las tarifas que pagaba por renta de plataformas, o si los tenedores de bonos aceptaban una reestructura de la deuda.

Ninguna de esas opciones se concretó, y el concurso mercantil de Oro Negro terminó en una declaración de quiebra en junio pasado.
Empresarios en fuga
La Interpol busca en 194 países para su detención a los cinco principales directivos de la empresa Oro Negro, encabezados por Gonzalo Gil White, acusados de una presunta administración fraudulenta en contra de Pemex y sus acreedores por 750 millones de pesos.

Gil White, quien es hijo del ex Secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz, tomó la decisión de declarar a la Perforadora Oro Negro en concurso mercantil en septiembre de 2017 con la intención de evitar que Pemex redujera el pago de la renta de cinco plataformas y evadir al mismo tiempo el pago a los socios acreedores.

Además, habría dispuesto de recursos de un fideicomiso constituido para el pago de la renta de las plataformas, desviándolo hacia un uso no autorizado.

Los otros directivos buscados son Alonso del Val Echeverría, José Antonio Cañedo White, Carlos Enrique Williamson Nasi y Miguel Ángel Villegas Vargas.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre