Evalúan si aplica bono catastrófico adicional

17

Ciudad de México, 12 de Septiembre

Para atender los daños causados por el terremoto en Oaxaca y Chiapas existe un seguro del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) por nueve mil millones de pesos, a los que se sumarán seis mil 600 millones de pesos en 2018, además de una cantidad adicional del bono catastrófico contratado en agosto con el Banco Mundial (BM).

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña, dijo este lunes que tomará 30 días evaluar si se activa este último instrumento. Sobre los recursos del Fonden, dijo que una vez que se “revisen los daños se determinará si la cantidad es suficiente o se ajusta la cifra para el año siguiente”.

El 4 de agosto, a través del Banco Mundial (BM), emitió bonos catastróficos que brindarán a México protección financiera por un monto de hasta 360 millones de dólares (unos seis mil 354 millones de pesos) ante pérdidas derivadas de terremotos y ciclones tropicales, según informó la propia institución.

Los bonos fueron emitidos para proporcionar cobertura frente a tres tipos de desastres: sismos, huracanes en el Océano Pacífico y en el Océano Atlántico. “En caso de ocurrir un desastre natural con derecho a cobertura, parte o todo el importe emitido de los bonos se pondrán a disposición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Sin embargo, según precisó el BM, los desembolsos se producirán cuando un temblor o huracán cumpla con los criterios paramétricos de ubicación y severidad estipulados en los términos y condiciones del bono.

“En principio, pensamos que habrá de activarse, toda vez que la magnitud y geografía se ubiquen dentro de lo que estaba cubierto, pero es un tema que contractualmente se tiene que revisar y el contrato implica un periodo de 30 días para hacerlo. Hasta entonces tendremos una idea precisa exactamente de cuál es el monto y si efectivamente se dieron las condiciones para que el bono se activara”, dijo el secretario en el marco del Foro Expansión: Estrategia México.

En 2006, México fue el primer país en emitir bonos catastróficos, operación que repitió en 2009 y 2012 a través del Programa MultiCat del Banco Mundial, el cual ayuda a los países a emitir bonos catastróficos como un seguro frente al riesgo representado por los desastres naturales.

México ha empleado este bono en 2014 por el huracán Odile y en 2015 por Patricia. Los parámetros de protección contratada se cumplieron al haber alcanzado aquellos meteoros categorías de 4 o superiores.

De acuerdo con la información publicada el mes pasado México es uno de los países más vulnerables a los desastres naturales. Aproximadamente un tercio de su población habita en áreas expuestas a huracanes, tormentas, inundaciones, terremotos y erupciones volcánicas. En términos económicos, esto se traduce en que 71% del PIB del país se encuentra expuesto a dos o más peligros naturales.

 

BENEFICIOS FISCALES

El gobierno federal anunció además que los contribuyentes de las zonas afectadas por el sismo de 8.2 grados Richter registrado el pasado jueves recibirán facilidades para el pago de impuestos como el ISR y el IVA, incluso de las cuotas del IMSS.

Meade Kuribreña detalló que el primer impacto de este estímulo se sentirá a partir del próximo pago provisional, el cual hubiera tenido que hacerse el 17 y 18 de septiembre.