Ex gobernador Gabino Cué evita hablar del adeudo

15

Ciudad de México, 12 de Septiembre

El ex gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, rechazó hacer algún comentario sobre los señalamientos de falta de pagos para el mantenimiento en el Sistema de Alerta Sísmico de Oaxaca (Saso).

Abordado por 24 HORAS al salir de un restaurante de comida francesa en la colonia Condesa, el ex mandatario oaxaqueño se negó a hacer declaraciones sobre ese tema en particular o sobre la situación que enfrenta la población en esa entidad luego del sismo del pasado 7 de septiembre.

“No tengo ningún comentario, gracias”, fue la única respuesta de Cué, quien no detuvo su marcha hasta llegar a su vehículo.

24 HORAS publicó este lunes que en diciembre pasado la asociación civil Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (Cires) envió al Congreso de Oaxaca un reclamo para el pago de un adeudo de 24 millones de pesos contraído durante la administración de Cué.

En la carta, se indicaba que el ex mandatario incumplió el pago de 17.7 millones de pesos por los servicios para asegurar la función del sistema entre abril de 2012 y diciembre de 2013.

Además, tampoco cubrió el pago por servicios prestados durante 2016, por una cantidad de seis millones 250 mil pesos.

Según información en la página web del Cires, en 1999, el gobierno de Oaxacaconvino a desarrollar un Sistema de Alerta Sísmica para la Ciudad de Oaxaca (SASO), el cual tiene 37 estaciones sismo sensoras operando en la costa, centro y norte de Oaxaca.

“SASO difunde de forma similar al Sistema de Alerta Sísmica de la Ciudad de México sus avisos de emergencia, adicionalmente realiza sonorización en las calles por medio de altavoces colocados en puntos fijos de la Ciudad de Oaxaca”, indica.

Según la información del Cires, el SASO proporciona un tiempo de oportunidad de 30 segundos si el sismo ocurre en la región de la costa de Oaxaca, o en menos tiempo si el evento sísmico ocurre cerca de la ciudad de Oaxaca.

Testimonios recabados en Oaxaca dan cuenta que en algunas zonas no se activó la alerta sísmica, y en otras lo hizo cuando el sismo de 8.2 grados ya había comenzado.