Golpean carencias a hospital Gea González

609

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Un recorte de 30 por ciento en el gasto de operación, el cierre de quirófanos desde 2017 por el sismo, problemas con proveedores de insumos y la cancelación de 39 plazas temporales tienen en crisis al Hospital General Dr. Manuel Gea González.

La atención a los pacientes ha resultado afectada al grado de que la lista de espera para cirugías llega hasta enero de 2020, acusaron médicos de la institución.

El Gea González, dependiente de la Secretaría de Salud y enclavado en el sur de la CDMX, llegó a atender 700 cirugías al año y 13 mil consultas a pacientes ambulatorios. Ha destacado por su innovación tecnológica y en la atención integral con expertos de diversas especialidades.

«No hay gasas, no hay guantes, no hay medicamentos, no hay suturas. No hay tiempos quirúrgicos. Antes teníamos más salas de quirófano, pero después del temblor cada vez nos recortan más espacios quirúrgicos.

«La lista de espera de los pacientes que se van a operar ya va en enero de 2020 porque no hay espacios quirúrgicos. Antes hacíamos una cirugía a la semana; ahora hacemos dos al mes», lamentó un residente del hospital que prefirió omitir su nombre.

Otro médico del área de urgencias denunció que la cantidad de personal ha disminuido: «Hay menos camilleros y técnicos de imagen y de laboratorio».

Dijo que hay días en los que en urgencias no hay jeringas o suturas.

Mencionó que la reubicación que se realizó tras el temblor provocó que disminuyera el espacio físico para ingresar a todos los pacientes que lo requieren.

Al respecto, Erick Alejandro Rodríguez Ordóñez, director de Innovación y Tecnología de la institución, confirmó que el hospital sufrió un recorte presupuestal de casi 30 por ciento respecto al año anterior para el gasto de operación.

Sobre la falta de medicamentos aseguró que no hay desabasto, aunque sí algunas fallas en disponibilidad.

Explicó que tras del sismo de 2017, la torre de hospitalización que alojaba quirófanos se tuvo que cerrar.

«Se tuvo que transferir todo a la nueva torre de especialidad, y ahí tuvimos ya un impacto, redujimos más del 40 por ciento de productividad. Hubo servicios que incluso están trabajando al 40 por ciento».

En cirugía ambulatoria cerraron 10 quirófanos y tienen menos camas.

Usuarios en redes sociales acusan que los médicos piden a los pacientes que van a ser operados llevar su material y los instan a denunciar la situación.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre