Guillermo del Toro festejará en casa

61

Ciudad de México, 6 Marzo 2018

Cuando Guillermo del Toro despertó la mañana del lunes descubrió que sus dos hijos calvos y relucientes todavía estaban ahí.

No se había tratado de un sueño o de una fantasía de esas que tanto le gusta retratar en sus películas con ese toque de realismo mágico que lo ha distinguido de los demás cineastas que abordan el género.

“Estoy feliz, completamente feliz. Siento una gran felicidad. El camino de la película ha sido largo, difícil, no ha sido fácil en ninguna etapa realmente, pero ha conectado con el público, con la gente, la crítica y es un momento, profundamente dulce”, expresó el cineasta en exclusiva a Excélsior en la que se convirtió en la primera entrevista otorgada después de conseguir los Oscar en las categorías de Mejor Director y Mejor Película.

El encuentro con el realizador ocurrió sobre la alfombra roja minutos después de que con la dos estatuillas en las manos, abandonara el Governors Ball, salón aledaño al Dolby Theatre donde la Academia de Hollywood ofreció una recepción en honor de sus nominados y ganadores.

En ese mismo recorrido, el cineasta tapatío fue interceptado por Christopher Nolan (El origen, Interestelar), con quien compartió la categoría de Mejor Dirección por su drama bélico Dunkerque, y cosechó los premios a Mejor Edición, Sonido y Mezcla de Sonido.

Ambos charlaron por espacio de diez minutos ante la sorpresa de muchos de los invitados a la gala que se disponían a abandonar el lugar, quienes no perdieron la oportunidad de fotografiar el encuentro entre dos de los cineastas más prodigiosos de todos los tiempos.

A solicitud de Excélsior, Del Toro posó al lado del realizador británico, pero lo hizo de una manera cariñosa y afectuosa, como cuando un hijo se recarga en el hombro de su padre.

Y fue precisamente a su padre, el señor Federico del Toro y a su madre, Guadalupe del Toro, a quien el cineasta recordó durante la conferencia de prensa oficial que la Academia organiza con los ganadores.

“Los mexicanos tenemos mucho que traer a la conversación mundial en apartados como el arte, la ciencia o la cultura, y es aún más importante cuando recordamos de dónde venimos, porque eso representa honrar tus raíces y a tu país.

“Por eso mi siguiente parada es con mi papá y con mi mamá esta misma semana. Me voy a mi hogar con estos dos bebés”

Finalmente el realizador tapatío, quien con la película La forma del agua recogió el León de Oro de Venecia, dos Globos de Oro, dos premios BAFTA y cuatro Oscar, habló de la hegemonía de los cineastas mexicanos en la categoría de Mejor Dirección, quienes han conseguido cuatro de los últimos cinco galardones en ese renglón.

“Es un momento grande para el cine nacional, en el sentido de que hay directores que pueden seguir diferentes modelos, lo están demostrando.

“En México hay grandes directores, si se quiere viajar se viaja, si no se queda uno ahí. No hay modelo único y eso es muy bello”, agregó el tapatío, quien celebró su triunfo en la fiesta de Vanity Fair al lado de Alejandro G. Iñárritu, Gael García Bernal y Natalia Lafourcade.

LA AUDIENCIA MÁS BAJA DE SU HISTORIA

La audiencia en Estados Unidos de la 90 edición de los Oscar, celebrada en Los Ángeles, cayó un 19% con respecto al año pasado hasta situarse en 26.5 millones de telespectadores, el peor dato en la historia para la transmisión televisiva de estos galardones.

Según el medio especializado The Hollywood Reporter, se trata de la primera vez que la gala televisada de los Oscar, que duró cerca de cuatro horas, congrega a menos de 30 millones de personas en Estados Unidos.

Hasta ahora, el récord de la gala menos vista lo tenía la edición de 2008, que contó con Jon Stewart como maestro de ceremonias y que reunió a 31.8 millones de espectadores.

La ceremonia del domingo la condujo el comediante Jimmy Kimmel.

EMMA STONE VS. SALMA HAYEK

Emma Stone, quien salió del convencional vestido largo para acudir a la gala del Oscar y apostó por un pantalón negro y saco de seda color vino con un cinturón rosa fucsia, la convirtió en la actriz más guapa y mejor vestida de la entrega de los Oscar.

Mientras la peor vestida de la noche fue Salma Hayek, según Brandwatch, grupo de Social Intelligence, experto en redes sociales, que analizó a los internautas, desde que inició la ceremonia.

Una noche de ensueño

Después de la fiesta en honor a México y sus tradiciones que protagonizó sobre el escenario del Dolby Theatre en la gala 90 del Oscar, Natalia Lafourcade simplemente no pudo dormir.

“Cuando me acosté seguía repasando momentos muy emocionantes y no pude dormir. Fue algo hermoso experimentar ese amor para toda la gente que nos estaba viendo en sus casas, para Hollywood y para México, a quien íbamos representando con Coco, una película que amo y que va a cambiar nuestra historia.

Con la adrenalina recorriendo su cuerpo, la veracruzana compartió con Excélsiorlo afortunada que se sintió al cantar Remember Me (Recuérdame) tema principal de la cinta animada de Disney-Pixar junto con Gael García Bernal y el estadunidense Miguel.

“Soy una persona que ha soñado con muchísimas cosas que se han ido cumpliendo poco a poco, a través del tiempo y el trabajo, pero lo de ayer nunca lo soñé”, dijo la intérprete.

“Fue una sorpresa muy bonita de la vida, un regalo que disfruté muchísimo”, expresó la cantante, quien concluyó la velada brindando con Guillermo del Toro, Salma Hayek, Gael García Bernal y Alejandro G. Iñárritu en la fiesta de la revista Vanity Fair.

¡A CELEBRAR!

Y tras la gala de entrega de los premios Oscar, a lo mejor de cine internacional, los ganadores, estrellas e invitados especiales se dieron cita en las tradicionales fiestas que se ofrecen, como la de Vanity Fair, el baile de los Gobernadores, la fiesta oficial
de la Academia de Hollywood, donde las estatuillas de los ganadores son grabadas, y la que organiza el cantante británico Elton John a beneficio de la AIDS Foundation.

A la de Vanity Fair, celebrada en Beverly Hills, acudieron los mexicanos Guillermo del Toro, quien llegó con dos estatuillas en mano, y a quien se le vio platicando con el también director Alejandro G. Iñárritu, así como a la actriz Salma Hayek y Gael García Bernal.

Halle Berry cautivó con ceñido minivestido floreado, así como la modelo Kendall Jenner.

También acudieron diversas modelos como Hedi Klum, el ángel de Victoria’s Secret, Adriana Lima; la británica Naomi Campbell al lado del rapero Sean Combs.

En el festejo de Elton John, se vio al cantante Ri-cky Martin con su pareja, Jwan Yosef; la cantante Miley Cyrus  y  el actor Liam Hems-worth, entre otros.

Le roban su Oscar

El Departamento de Policía de Los Ángeles confirmó que arrestó a Terry Bryant, el hombre que robó el Oscar a la actriz Frances McDormand en plena fiesta y que la estatuilla regresó a manos de su dueña.

McDormand lo había puesto en la mesa y estaba conversando cuando el premio desapareció. La actriz salió llorando al resignarse por la desaparición de su Oscar como Mejor Actriz por la cinta Tres anuncios por un crimen.

La periodista del New York Times, Cara Buckley, que estaba en la fiesta escribió en Twitter que la seguridad estaba “buscando a un tipo que tomó el Oscar de McDormand y salió corriendo”. Sin embargo, un fotógrafo lo detuvo y recuperó la estatuilla.

Bryant de 47 años, quien contaba con invitación para el festejo, publicó antes de su arresto un video en Facebook en el que muestra el trofeo. “Lo obtuve esta noche, es mío ‘baby’”, expresó mientras lo enseñaba a otros invitados. (EFE, AFP y Reuters)