Hope Hicks, la asesora más leal a Trump, también lo abandona

110

Ciudad de México, 1 Marzo 2018

Hope Hicks, la directora de Comunicaciones de la Casa Blanca y vieja asesora del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, renunciará a su cargo “en las próximas semanas”, confirmó ayer la portavoz del gobierno estadounidense, Sarah Huckabee Sanders.

Hicks, quien se unió a la campaña presidencial de Trump en 2016 sin ninguna experiencia previa en política, ha sido una de las personas que más tiempo ha permanecido en el equipo cercano al magnate desde que comenzó su trayecto hacia la Casa Blanca.

“Hope es sobresaliente y ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres años. Es muy inteligente y considerada, así como una gran persona. Extrañaré no tenerla a mi lado, pero cuando me consultó para buscar otras oportunidades, lo entendí totalmente”, aseguró el presidente Trump en un comunicado facilitado por la Casa Blanca.

  • El Dato: La renuncia de Hicks repercutirá durante meses en el Ala Oeste de la Casa Blanca, donde Trump se encontrará por primera vez en más de tres años sin la presencia constante de su asistente más leal.

“Estoy seguro de que trabajaremos juntos de nuevo en el futuro”, agregó el gobernante.

Por su parte, la propia Hicks aseguró que “no hay palabras” para expresar adecuadamente su gratitud al mandatario, y deseó al presidente y a su gobierno “lo mejor”.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, también tuvo palabras de agradecimiento hacia la joven, de 29 años.

“Cuando me convertí en jefe de gabinete, rápidamente me di cuenta de lo que muchos han aprendido sobre Hope: es estratégica, equilibrada y sabia pese a su edad. Se convirtió en asesora y consejera de confianza e hizo un tremendo trabajo supervisando las comunicaciones para la agenda del presidente, incluyendo la aprobación de una reforma tributaria histórica”, apuntó Kelly.

“Ella ha servido a su país con gran distinción. Decir que la extrañaremos es una subestimación”, sentenció.

Hicks, que anteriormente había sido modelo, comenzó trabajando para Trump como una ayudante de prensa, hasta ser nombrada formalmente Directora de Comunicaciones de la Casa Blanca el verano pasado.

La noticia llega un día después de que la consejera del presidente testificara durante alrededor de ocho horas ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, en el marco de las investigaciones sobre la posible coordinación de la campaña de Trump con Rusia, para influir en los comicios de 2016.

No obstante, según indica el diario The New York Times, citando diversas fuentes conocedoras de sus intenciones, la renuncia no ha tenido que ver con la investigación y su testimonio, sino que llevaba considerando sus opciones de salida desde hace varios meses.

Según el diario, Hicks comunicó a sus colegas que había logrado sus objetivos con un trabajo que la convertía en una de las personas más poderosas de Wa-
shington, y que nunca habría un momento perfecto para irse.

Hicks es la cuarta persona en ocupar el cargo de jefa de Comunicaciones de la Casa Blanca durante el corto mandato de Trump, después de Mike Dubke, Sean Spicer y Anthony Scaramucci.

Se declara inocente. El exdirector de la campaña de Donald Trump se declaró inocente ayer de nuevas acusaciones de que actuó como agente extranjero no registrado y dirigió una operación internacional de lavado de dinero.

Manafort ya se había declarado inocente, pero el acta más reciente, que reflejó los cargo presentados en su contra en octubre, le obligaron a hacer una segunda declaración formal.

Paul Manafort compareció en una corte federal y se declaró inocente, ante una segunda acta de acusaciones presentada, por los fiscales que trabajan con el fiscal especial Robert Mueller en la investigación de la injerencia rusa en las elecciones y si existió colusión con Trump.

Fue su primera comparecencia desde que su coacusado y socio Rick Gates se declaró culpable y aceptó colaborar con la procuraduría.

La jueza Amy Berman Jackson fijó la fecha del 17 de septiembre para iniciar el juicio, y reprendió a Manafort por hablar en público la semana pasada sobre la declaración de Gates.

Tiendas de armas se autorregulan

Walmart anunció ayer que restringirá a 21 años la edad para las compras de armas de fuego y municiones en Estados Unidos.

Conforme a CNBC, la compañía explicó en un comunicado que tomó la decisión a la luz de los acontecimientos recientes e intentará implementar este cambio lo más rápido posible.

Asimismo, señaló que en 2015 terminó las ventas de ciertos rifles deportivos como el AR-15 y añadió que no vende accesorios para aumentar el rendimiento o la capacidad de las armas.

En la mañana, Dick’s Sporting Goods también publicó que ya no venderá armas a ninguna persona menor de 21 años, ni los cartuchos de munición de gran capacidad.

Estos anuncios se producen después de que Nikolas Cruz masacrara, usando un rifle semiautomático AR-15, a 17 estudiantes en una escuela secundaria de Florida el 14 de febrero.

El presidente Donald Trump se reunió con un grupo bipartidista de legisladores, para analizar la seguridad en las escuelas y en la comunidad. Trump se dijo en favor de elevar la edad mínima federal para comprar armas de fuego.