Impulsa Sedena fábrica de armas

306

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) solicitó a la hacienda pública 45.7 millones de pesos este año para mantener la operatividad de las plantas productivas de la Dirección General de Industria Militar, entre ellas, la fábrica de armas donde se crearán fusiles de alto poder calibre .50, del tipo Barrett.

De acuerdo con un proyecto de inversión presentado por la dependencia a la Secretaría de Hacienda, este monto se destinará a la adquisición de instrumentos de medición, maquinaria y equipos industriales, para la producción anual de diverso material de guerra.

Según el documento, 92 por ciento de los bienes instrumentales empleados en la fabricación de diverso material de guerra ha cumplido su tiempo de vida útil.

Se trata de cinco mil 773 instrumentos que tienen más de cinco años de uso, lo que limita o, incluso, disminuye su capacidad de producción.

“Estos bienes presentan desgaste normal por su tiempo de vida útil y por consecuencia ostenta imprecisión en los diversos componentes en los actuales procesos de fabricación enfocados a la fabricación de fusiles, granadas, vehículos blindados, municiones”, indica el proyecto de inversión.

El documento advierte que la fabricación de material de guerra con equipos obsoletos o desgastados, pone en riesgo las actividades de las unidades operativas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos en el empleo de fusiles, granadas, vehículos blindados y municiones propensos a presentar fallas en su funcionamiento.

La secretaría señala que las siete fábricas que requieren la sustitución de bienes instrumentales son las de armas, de proyectiles y morteros, de serigrafía, de cartuchos, plásticos, de organización y carga de proyectiles, así como la central de herramientas.

La solicitud de la Sedena prevé que el cien por ciento de esta inversión se haga este mismo año.

Asimismo, destaca que con esta inversión se lograrán beneficios como la innovación de este sector estratégico para la Seguridad Nacional y el impulso a la micro, pequeña y mediana industria mediante una competencia sana en el suministro de insumos a la Sedena.

La inversión para este proyecto, concluye el documento, provendrá del presupuesto asignado a la Dirección General de Industria Militar para este año, el cual es de mil 473.4 millones de pesos.

Cabe recordar que ayer El Sol de México publicó que la Sedena tiene un proyecto para fabricar fusiles de precisión calibre 50 para aumentar la capacidad de fuego de las fuerzas armadas principalmente en los estados de Sinaloa, Tamaulipas y Chihuahua.

Los fusiles Barrett calibre .50 están entre las tres armas más decomisadas al narco por el Ejército Mexicano. Uno de los modelos del fabricante estadounidense, el M82, penetra fácilmente los chalecos antibalas Tipo IV y la mayoría de materiales de construcción de un edificio. Con la potencia añadida debido a su tamaño, este equipo puede además perforar blindajes ligeros y vidrio blindado de nivel 8 (considerado el más fuerte existente).

El costo de comprar un equipo de la marca Barrett (el que se ha adquirido durante los últimos años) es de 427 mil 376 pesos, por lo que para cubrir el déficit de 324 fusiles de precisión calibre .50 se requieren 138 millones 469 mil 824 pesos.

Según los cálculos de la Secretaría de la Defensa, se estima que el costo de fabricación de cada arma será de 70 mil pesos, más la adquisición de la mira telescópica por 45 mil pesos.

Así, según los cálculos de la Secretaría, la fabricación de esa cantidad de fusiles costaría 37 millones 260 mil pesos, 73 por ciento menos que comprarlos a la estadounidense Barrett.

(Con información del Sol de México)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre