Inseguridad una pesadilla para la zona rural de Guanajuato

448

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

El panorama delictivo en las comunidades rurales en León se ha deteriorado de 2016 a la fecha, principalmente en delitos contra la salud, el registro de la Secretaría de Seguridad Pública indica que se cometieron 2 mil 162 delitos en el corte realizado del mes de enero de 2016 al 18 de marzo de 2019.

Localidades como Duarte, Los Sauces o La Sandia, lideran la lista realizada por el gobierno municipal en la que predominan los detenidos de los 18 a 30 años de edad.

No obstante, al sur de la ciudad hay un grupo de comunidades que, durante las últimas semanas, hechos de alto impacto han obligado cambios en la vida diaria de sus habitantes y ajustes en la estrategia del gobierno municipal.

Entre esas comunidades se encuentran Barretos, La Arcina, Nuevo Lindero y el Rancho Nuevo de la Luz, escenarios donde los últimos días registraron la ejecución de un policía rural y el abatimiento de un motociclista armado por parte de policías municipales.

Esa zona es considerada como un foco rojo; por ahí pasan los ductos de Pemex y el robo de hidrocarburo era una actividad delictiva que ocurría prácticamente a cualquier hora del día. Además, los solitarios caminos de las comunidades son conocidos entre sus habitantes, por el nulo o poco patrullaje que realizan las corporaciones de seguridad.

VIDA RURAL 

Todos los días, Juana López se despierta muy temprano para salir de la comunidad de Barretos para llegar a trabajar en un local de la Central de Abastos. Además de los cambios constantes de bajas temperatura, las balaceras que continuamente escucha parecen acostumbrar su estilo de vida.

“Ya está mal el rancho, tengo más de 20 años viviendo aquí, antes era muy tranquilo no pasaba nada, pero de un tiempo para acá si han pasado muchos asesinatos en los alrededores”, comentó la vecina.

Para el habitante Aurelio, del Rancho Nuevo La Luz, la comunidad es tranquila pero desgraciadamente aprovechada por criminales. Para otros vecinos de las comunidades, el silencio es su mejor respaldo ya que aseguraron que los delincuentes toman represalias.

“No puede ser posible que las balaceras entre policías y delincuentes ocurran en las comunidades, yo ya me salgo temprano de mi casa y en la noche trato de no salir por lo mismo que es mejor no arriesgarse. Yo antes caminaba por la madrugada y no pasaba nada, ahora si lo hago de nuevo capaz que me encuentro un cuerpo”, opinó un adulto mayor de nombre Francisco.

Otros vecinos no piensan lo mismo y aprovecharon el momento en el que este medio realizó recorridos por distintas comunidades para exigir un incremento de vigilancia y la permanencia de autoridades.

“A veces hay gente que sí es malandrina y a veces se llevan y matan a gente que es buena, es un miedo que todos tenemos pero que entre nosotros conocemos” comentó Pablo, habitante de la comunidad de Nuevo Linderos.

La señora Tomasa, dice que casi nunca sale de su casa ubicada en Barretos. Solo lo hace en las mañanas para ir a ver a su nieto que va a un preescolar ubicado en frente de su casa.

“Siempre se oyen disparos todos en la comunidad los escuchan menos las autoridades. Además hay mucha gente que nada más anda ahí de vagos, ya no vives tranquilo después de tanto robo por donde quiera”, comentó Natalia.

“Antes el rancho era tranquilo pero como se vinieron a vivir personas de fuera son los que hacen todo el desmadre”, dijo un hombre que omitió su nombre pero que dijo vivir en la comunidad de Las Judas.

En las comunidades, a decir de un pastor, es necesaria la seguridad en la zona rural porque en ocasiones se registra el robo de ganado, aunque esa es otra problemática muy frecuente, aunque reconoció que los asesinatos angustian a cualquier persona.

COMUNIDADES SON FOCOS ROJOS

El presidente del Observatorio Ciudadano de León (OCL), Luis Alberto Ramos, señaló que en las comunidades rurales que están más alejadas de la ciudad, suelen asentarse miembros de grupos del crimen organizado.

Opinó que los hechos de alto impacto en las comunidades, son responsabilidad de las autoridades al ser omisas en su trabajo.

“Son zonas más desprotegidas y es ahí donde las personas y las comunidades deben estar muy atentas en lo que sucede su entorno”, opinó el representante del OCL.

Las cifras parecen darle la razón al presidente del OCL.

Al realizar la consulta vía acceso a la información, la SSP indicó un total de 2 mil 162 delitos registrados en las comunidades de la periferia de la mancha urbana de León, una cifra cuyo 40 por ciento principalmente se concentra en 10 localidades.

Dentro del registro, Duarte se encuentra en el primer lugar con el registro de 168 ilícitos, seguido de Los Sauces con 107, la Sandía con 102, Loza De Los Padres con 85 hechos registrados y Los López con 77 delitos.

En cuanto el tipo de delitos, la dependencia indicó que los delitos contra la salud lideran la lista con 705 registros, seguido de la recuperación de vehículos con 419, el robo a comercio con 187, en otro tipo de recuperaciones se han detectado 177 y el robo a casa habitación con 127 en estas comunidades.

En este periodo de tres años y tres meses, la Secretaría de Seguridad Pública indicó haber detenido a 3 mil 805 personas en la zona rural, entre las que predominan los hombres de 18 a 30 años, pues se han acumulado 2 mil 16 presuntos responsables, seguidos de los adultos de 31 a 60 años con 1 mil 268. En cuanto a menores de edad, de 13 a los 17 años, se han detenido a 484.

Y efectivamente, dentro de la lista del total de detenidos, prácticamente el 95 por ciento son varones al haber procesado a 3 mil 755 y sólo 50 mujeres.

Al respecto, el Secretario de Seguridad Pública, Luis Enrique Ramírez Saldaña, comentó que los temas en la zona rural no se sueltan y que gracias a la nueva sectorización de patrullaje la vigilancia continuará implementándose.

“En la zona rural no hemos dejado de patrullar, se ha vigilado con elementos del Ejército, Procuraduría, Fuerzas de Seguridad Pública Estatal y seguirá el tema de la vigilancia, comunidades como Barretos o Duarte son comunidades con mayor población y tenemos que meter más estado de fuerza, hoy tenemos la cooperación y trabajo”, comentó el secretario.

En la ciudad de León hay 95 comunidades y en ellas se sectorizaron 12 zonas en las que se implementa una nueva esquema de patrullaje por parte de las SSPL y como parte del programa del gobierno del Alcalde, pese a esto, los hechos violentos siguen ocurriendo.

“Estamos trabajando en todas las comunidades en todas estamos entrando, hay patrullajes, hay operatividad de todas las dependencias, estamos blindando y haciendo recorrido en estas zonas, tanto urbano como rural”, comentó el secretario.

(Con información de Sin Embargo)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre