La Estrella sancionada

341

Ciudad de México, 15 de Agosto

Es bien sabido que muchos de los jugadores de la NFL no saben controlar sus impulsos y son innumerables los casos de aquellos que son acusados de violación, golpear a sus parejas, a sus hijos, o hasta de portación ilegal de armas de fuego.

Y muchos ya pagaron las consecuencias, desde algunos encuentros de suspensión, hasta carreras de grandes promesas acabadas por portarse mal fuera del emparrillado.

En Dallas ya pagaron las consecuencias con Ezekiel Elliott, líder corredor de la NFL en 2016, quien no podrá jugar seis partidos y tampoco, gozará de su salario en dicho período.

En el descanso entre temporadas, el novato fue acusado de violencia doméstica por su ex novia, estuvo involucrado en una pelea en un bar, chocó un par de veces y se le vio rondando sitios impropios de un hombre que debe preparar su cuerpo para someterlo a duros exámenes.

Pero el caso del corredor es el último de una serie de indisciplinas en el seno del equipo y, curiosamente, vienen desde que Jerry Jones adquirió la franquicia en 1989.

Casos de violación y hasta alguno que se dio un balazo en la pierna de forma accidental, forman parte de la gran lista de personajes que portan el uniforme de la Estrella Solitaria, pero no entienden la responsabilidad y el ejemplo que le deben dar a los niños y a la sociedad en general.

Incluso la gran estrella histórica del equipo, Emmitt Smith, ya mostró su preocupación por el comportamiento de Elliott. “Estoy muy consternado y preocupado por su futuro. Es una gran oportunidad para hacer lo que más nos gusta, y hasta nos pagan mucho dinero por jugar futbol americano, pero sobre todo, es una oportunidad de tener un buen impacto en la vida de otras personas”.

Jason Witten, ala cerrada de Cowboys, aseguró que apoyarán a Elliott, pero no hay lugar para conductas indebidas en el equipo. “No hay lugar para un hombre de poner su mano sobre una mujer. La mayoría de ustedes saben que es una situación que afectó a mi familia como niño pequeño. He puesto mucho trabajo y atención en eso. Y tengo una plataforma para subir y hablar contra la violencia doméstica”.

 

LO QUE DEBES SABER

SIN PROBLEMAS LEGALES. La suspensión de seis partidos para Ezekiel no le implica algún conflicto de orden judicial. En septiembre de 2016, la oficina del fiscal de Columbus anunció que no se levantarían cargos, citando “información inconsistente y conflictiva”.

PORQUÉ LA SANCIÓN. La política de conducta de la NFL es clara. “Aun cuando la conducta no resulte en una condena criminal, si la liga determina que tuviste una conducta (prohibida por las políticas) serás objeto de una medida de disciplina”.

HABRÁ UNA REACCIÓN. Después de que el fin de semana pasado fuera dada a conocer la suspensión para el corredor de Dallas, su padre y los abogados que lo representan, señalaron que hoy apelaran y esperan que le sea reducida o hasta eliminada.

UN CASO SIMILARJosh Brown, pateador de los Giants, recibió un juego de suspensión el año pasado por una situación de violencia doméstica, algo muy parecido a lo que le ocurre a Elliott en estos momentos.

 

Marshall Faulk da consejos a Elliott

Para brillar en la NFL hay que tener mucho talento, disciplina y portarse bien dentro y fuera del campo, y el miembro del Salón de la Fama, Marhsall Faulk, siempre tuvo un comportamiento ejemplar, por lo que tiene la autoridad moral para hacerle recomendaciones a Ezekiel Elliott.

“Obviamente, todos tenemos que crecer en la vida y cometer errores, y a veces esos errores cuestan”, dijo Faulk, según el diario Dallas Morning News. “Es otra cosa el entender la magnitud de las cosas y lo que te rodea y como las cosas son”.

Actualmente Faulk es comentarista para la cadena NFL Network y siempre se caracterizó por su buen comportamiento y no se metía en problemas innecesarios, así que le aconsejó tomar buenas decisiones fuera del campo, justo como las que toma en el emparrillado.

“No estamos hablando de un chico que está impresionado y que no sabe en donde está parado”, dijo Faulk. “Se trata de tomar las decisiones correctas, y cuando las cosas comienzan a andar mal, saber cuándo retirarse”.

Mientras recibe consejos de varias personas, Elliott debe pensar bien las cosas, pues su imagen se ve afectada y podría perder, no solamente seis partidos sin goce de sueldo, sino también patrocinadores y hasta el afecto de varios de los seguidores de los Cowboys.