Los medios del Estado al servicio de unos cuantos

62

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

El problema de los medios es que no publican las cosas

tal y como son, sino lo amoldan a lo políticamente aceptable

Jacques Derrida

 

Por: Arturo Suárez Ramírez

Estimados amigos lectores, muchas gracias por su tiempo para la lectura de la presente columna publicada en tan prestigiado medio de comunicación. Desde la llegada del actual régimen, en los medios de comunicación se ha detonado una crisis severa, despidos masivos, amiguismo, compadrazgo y hasta desplantes de divas como en la mejor época de López Portillo, han sido la constante en los medios pertenecientes o dependientes del Estado.

Como primer punto, todo se ha centralizado en una sola persona, la figura de Jesús Ramírez Cuevas, me comenta una fuente cercana que nada se mueve sin que lo apruebe el vocero de la presidencia, todos lo consultan para dar un paso.

Así el 23 de enero se dieron los nombramientos de las cabezas en los medios de comunicación que pertenecen o dependen del Estado mexicano, los encargados generaron gran expectación y la duda razonable de que harían un buen papel, por supuesto que me incluyo. Sin embargo la realidad nos alcanzó y los hechos nos pegaron en la cara, ahí está la evidencia para rendirse y aceptar que hay un retroceso en esa materia.  

Hace unos días silenciaron al Instituto Mexicano de la Radio, en un escueto comunicado se anunció la suspensión de transmisiones de todos los noticiarios a través de sus estaciones en Amplitud Modulada, según por restricciones presupuestales. Pero la situación se puso complicada desde diciembre del año pasado, cuando a varios trabajadores les cancelaron sus contratos.

Lo mismo sucedió en Notimex, quien vulneró derechos laborales de sus trabajadores, desde antes que avalara el Senado de la República a Sanjuana Martínez como titular, la plantilla de la agencia vivió una ola de despidos injustificados e incertidumbre sobre sus condiciones. Ahora mismo los trabajadores preparan una estrategia para demandar sus derechos y protestar sobre el actuar de la titular de la agencia, quien tira línea a su capricho.

El Sindicato Único de Trabajadores de Notimex, ha dejado a la deriva a sus agremiados, ni siquiera se ha manifestado con seriedad al respecto.

En el canal Once, no se cantan mal las rancheras, además de los despidos, se han encargado de destruir todo aquello que no sea afín al régimen lopezobradorista, no importa si tiene calidad o no. Han hecho de la programación informativa del canal Once, una vocería de la presidencia. Y los nuevos programas de la barra de opinión y entretenimiento llevan el toque y dirección para apuntalar el proyecto de la Cuarta Transformación, aunque la calidad no sea algo importante.

Entiendo que son los medios del Estado y que a él habrán de servir, pero el manejo de estos cada vez se parece más a las teorías marxistas. Así se han atropellado a los trabajadores, se manejan los medios a capricho de unas personas, y el objetivo que es conectar con los públicos difícilmente lo consiguen.

Dígame usted estimado lector, si no es un retroceso.

Entre Palabras

La detención en Estados Unidos del líder de la secta de la Luz del Mundo, nos muestra porque el Estado debe permanecer como ESTADO LAICO. Por qué no se debe vulnerar. El episodio del Palacio de Bellas Artes ha hecho que los presentes se deslinden y hasta se disculpen, ¡pero qué necesidad!

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com, sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram en @arturosuarez_.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre