Nace hijo del Príncipe Enrique

62

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Meghan Markle, la Duquesa de Sussex y esposa del Príncipe Enrique de Inglaterra, dio a luz a un varón, informó el Palacio de Buckingham en un comunicado.

El bebé nació a las 5:26, tiempo de Londres, y pesó 3 kilos 300 gramos; su padre, el Príncipe Enrique, estuvo presente en el momento de su nacimiento.

«La Reina, El Duque de Edimburgo, el Príncipe de Gales, Los Duques de Cornwall, Los Duques de Cambridge, Lady Jane Fellows, Lady Sarah McCorquodale y Earl Spencer han sido informados y están encantados con la noticia.

«Doria Ragland, madre de la Duquesa, se encuentra llena de alegría con la llegada de su primer nieto y está con su Alteza Real en Frogmore Cottage», se lee en el comunicado con el que la familia real dio a conocer el nacimiento.

El primer hijo de la pareja real es el séptimo en la línea de sucesión al trono.

Enrique, quien habló este lunes ante las cámaras dijo que estaba increíblemente orgulloso de su esposa y que se compartirán más detalles en los próximos días.

«Lo que hacen las mujeres está más allá de la comprensión, los dos estamos absolutamente emocionados y muy agradecidos por el hermoso apoyo de todos.

«Fue asombroso, absolutamente increíble. Como digo, estoy tan increíblemente orgulloso de mi esposa y, como dicen todos los padres, el bebé es absolutamente asombroso» dijo un sonriente Enrique a periodistas en Windsor, en el oeste de Londres, donde vive la pareja.

La Primera Ministra Theresa May envió felicitaciones a la pareja.

«Les deseo todo lo mejor en este momento feliz», escribió May en Twitter.

Mientras que Thomas Markle, padre de Meghan, afirmó que estaba emocionado por el nacimiento de su nieto y expresó orgullo de que el niño sirva a la familia real británica, según el diario Sun.

«Estoy orgulloso de que mi nuevo nieto nazca en la familia real británica, y estoy seguro de que crecerá para servir a la Corona y al pueblo de Gran Bretaña con gracia, dignidad y honor. Que Dios bendiga al niño, le deseo salud y felicidad, y mis felicitaciones para mi encantadora hija, la Duquesa Meghan, y al Príncipe Enrique, y que Dios salve a la Reina», declaró.

La pareja, que oficialmente tiene el título de Duque y Duquesa de Sussex, quiso mantener los planes para la llegada del nuevo miembro de la realeza de manera privada.

Después del nacimiento, un aviso fue publicado en un caballete ceremonial en la entrada del Palacio de Buckingham, el hogar de la Reina en Londres, una tradición que se remonta a 1837, cuando éste se convirtió en la residencia oficial del soberano en turno.

A diferencia del hermano de Enrique, el Príncipe Guillermo y su mujer Catalina, quienes posaron para una multitud de fotógrafos afuera de un hospital de Londres, horas después de que nacieron sus tres hijos, se espera que Enrique y Meghan realicen una sesión de fotos limitada en los jardines del Castillo de Windsor, unos días después del nacimiento.

Para algunos, la llegada del niño representará un momento significativo para la Monarquía, al convertirse en el primer bebé racialmente mixto en ocupar una posición destacada en la realeza británica, según expertos.

«Es simbólico de una Monarquía moderna. Es atractivo para personas de todo el mundo», dijo la biógrafa real Claudia Joseph. «Podrán identificarse con la familia real como nunca antes», agregó.

El nieto de la Reina Isabel II, de 34 años, y Meghan, de 37, una ex actriz estadounidense, se casaron en una fastuosa ceremonia en el Castillo de Windsor, donde reside la Monarca, en mayo del año pasado.

El bebé es el octavo bisnieto de la Reina, de 93 años, y podría tener derecho a la doble ciudadanía británica y estadounidense, según las normas de nacionalidad.

Sin embargo, el bebé no será inmediatamente un Príncipe, ya que ese título deberá ser otorgado por la Reina mediante la emisión de lo que se conoce como una carta de patente.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre