Nancy trabajaba en la CNDH. El 10 de agosto desapareció en CdMx

299

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Con la cabeza cubierta, maniatado y degollado, fue hallado el cuerpo sin vida de Nancy Flores García, coordinadora administrativa de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en el municipio de Villa de Allende, en el Estado de México.

La mujer desapareció el sábado pasado en la colonia El Tanque, en la Alcaldía de Magdalena Contreras. La noche del domingo sus restos fueron hallados a un costado de la carretera, en el paraje Las Casitas.

De acuerdo con la ficha de búsqueda, Flores García era delgada, de tez morena y medía un metro y 58 centímetros. Su cabello era lacio y negro. Tenía 40 años de edad.

La última vez que fue vista con vida fue el sábado 10 de agosto. Vestía pantalón de mezclilla azul, blusa azul y suéter marino.

A la Fiscalía General de Justicia le reportaron la localización del cuerpo la noche del domingo 12 de agosto. Personal de investigación llegó al punto para realizar las diligencias.

Más tarde, el cuerpo fue trasladado al Servicio Médico Forense con sede en Valle de Bravo. Autoridades pudieron determinar su identidad por las características y ropa que llevaba la víctima difundida en una ficha de búsqueda. También, añadieron, su cuerpo fue identificado gracias los tatuajes que tenía en la nuca y en la costilla.

Las estadísticas describen a la entidad que es gobernada por el priista Alfredo del Mazo como la más peligrosa para las mujeres en el primer semestre del año se registraron 222 crímenes: 42 fueron tipificados como feminicidios y los otros como homicidios dolosos.

En México se mata entre nueve y 10 mujeres al día y con un total anual de 3 mil 580 muertes violentas –de las que sólo 834 son investigadas como feminicidios–, el número de asesinatos contra mujeres perpetrados en 2018 subió a nivel nacional 9.41 por ciento, en comparación con 2017, cuando se reportaron 3 mil 272 casos y sólo 735 de estos se indagan como feminicidios, de acuerdo con las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

De esta forma, la cifra de asesinatos de mujeres creció en 16 entidades federativas: el 50 por ciento del país. Guanajuato, Jalisco, Baja California, Campeche y Quintana Roo son los estados donde porcentualmente se disparó este delito.

Guanajuato mostró el comportamiento más crítico, pues en un año se duplicaron los asesinatos de mujeres al pasar de 171 casos en 2017 a 326 en 2018, lo que representa un alza de 90.64 por ciento; Además, el número de muertes es de los más altos del país: se sitúa sólo por debajo de Estado de México, que nuevamente se ubicó como el más letal para las mujeres con 396 asesinatos.

Si bien Campeche es un estado que tiene una incidencia muy baja de muertes violentas de mujeres, es la entidad federativa donde porcentualmente más se eleva el delito: un 100 ciento, pues los asesinatos se duplicaron al pasar de 7 casos en 2017 a 14 en 2018.

En Quintana Roo, Jalisco y Baja California los ataques subieron 83.3, 70.50 y 57.27 por ciento, respectivamente.

(Con información de Sin Embargo)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre