Ni perfora ni planea… pero quiere yacimiento

257

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

Aunque Pemex busca el control del yacimiento adjunto al del consorcio liderado por Talos, hasta ahora no ha iniciado trabajos exploratorios.

Una de las condiciones para determinar quién es el operador del yacimiento compartido, si Pemex o la empresa, es confirmar de qué lado está la mayor parte de los recursos por hidrocarburos.

Pemex tiene previsto perforar en noviembre un pozo en el área Amoca Yaxché, donde el consorcio encontró petróleo y gas, para posteriormente en diciembre informar sobre la cantidad de recursos que tiene de su lado.

Sin embargo, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) confirmó que Pemex no ha mostrado avance alguno en trabajos realizados en esa área.

«Hasta la fecha, Pemex no ha perforado un pozo en su lado del yacimiento; sin la información de la prueba hidráulica de este pozo no es posible conocer los detalles del yacimiento en el área que le fue asignada», dijeron fuentes involucradas con el proceso.

Además, desde que se firmó el acuerdo previo de unificación, en septiembre del año pasado, Pemex no ha buscado una reunión con el consorcio ganador del Bloque 7 encabezado por Talos, donde se encuentra Zama, y tampoco ha compartido información técnica, agregaron los informantes.

Además, mientras Pemex no ha realizado algún tipo de actividad exploratoria, el consorcio ha entregado información y resultados de las auditorías que se han realizado para confirmar los recursos, que se estiman entre mil millones a mil 500 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Todas estas auditorías las han realizado cada una de las empresas que participan en el consorcio, es decir, Talos, DEA Deutsche, Premier Oil y Sierra Oil and Gas, cuya participación vendió a la alemana.

Cada una de las empresas del consorcio han hecho por lo menos dos auditorías.

«Los estudios del consorcio y de tres auditores independientes, incluyendo los que usa Pemex, indican que en el Bloque 7 hay entre 60 y 70 por ciento de las reservas del yacimiento; todos los escenarios muestran una proporción de reservas a favor del consorcio.

«Pemex tendría por máximo 40 por ciento de las reservas», afirmaron las fuentes.

Hasta ahora, el consorcio ha invertido alrededor de 300 millones de dólares en cuatro pozos, pruebas, estudios y trabajos técnicos en el bloque, antes y después el descubrimiento.

Marco Cota, director general de Talanza Energy, explicó que el operador del área se define mediante el acuerdo de unificación y no necesariamente debe ser quien tiene más petróleo de su lado.

«Pudiera ser (el operador) uno que tenga un menor porcentaje siempre y cuando demuestren a Sener que es el que tiene mejores capacidades para hacerlo y se pongan de acuerdo», dijo.

De no lograr un acuerdo, la Secretaría de Energía tiene facultades para intervenir y decidir quién se queda como operador.

«Aquí podría haber un conflicto de interés porque recordemos que Rocío Nahle es parte del Consejo de Administración de Pemex, por lo que podría fungir como juez y parte», dijo Cota.

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre