Ocultó Tamaulipas secuestro masivo

350

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

Pese a la gravedad del hecho y de que no alertar a los usuarios puso en riesgo a los viajeros que usan ese tramo carretero, el Gobierno de Tamaulipas ocultó durante cuatro días el secuestro de 22 migrantes que se trasladaban en un autobús en la región de San Fernando.

Hasta ayer, el Gobierno del panista Francisco García Cabeza de Vaca admitió oficialmente el hecho ocurrido el jueves, pero que trascendió el domingo a través de redes sociales.

A su vez, la Fiscalía General de la República (FGR), que se encargará del caso, precisó que fueron 22 los plagiados, en lugar de los 19 inicialmente reportados.

Operadores de la Central de Autobuses de Reynosa señalaron que unos 38 camiones para casi 60 pasajeros recorren al día el tramo carretero de San Fernando, por lo que se habría puesto en peligro a al menos 8 mil usuarios al no alertar del riesgo.

La omisión de la Procuraduría de Tamaulipas de informar de los hechos fue exhibida por el reporte policiaco del caso, por Transpaís, empresa dueña del autobús involucrado, así como por ministeriales e, incluso, por el vocero de seguridad estatal.

De acuerdo con fuentes ministeriales, minutos después de cometerse el jueves a las 12:55 horas el secuestro de 22 migrantes que viajaban en un autobús con la ruta Tampico-Reynosa, elementos de la Procuraduría de Tamaulipas en esta ciudad fueron informados por el chofer de la unidad del plagio masivo.

También Transpaís, a través de un comunicado, aseguró haber seguido los protocolos y denunciado de inmediato el crimen.

Pero, según el informe policiaco del día, los agentes de la Policía Ministerial y de la Fiscalía Especializada en Desaparición de Personas reaccionaron una hora tarde para pasar el reporte y, luego, la Procuraduría estatal descartó informar públicamente el caso por ser responsabilidad de la FGR.

El informe policiaco señala que la guardia de la Policía Ministerial en Reynosa reportó hasta las 14:00 horas del jueves el plagio a sus superiores en Ciudad Victoria, una hora después de los hechos.

Fue entonces que se ordenó que elementos de la Fiscalía Especializada se movieran a investigar el caso, pero para las 14:00 horas el autobús número 9596 de Transpaís ya estaba llegando a Reynosa.

«El día de hoy 07 de marzo del 2019, siendo las 14:00 horas», dice el informe policiaco,»se recibe un reporte de la guardia de la Policía Ministerial reportando que en el autobús de Transpaís con número económico 9596 privaron de su libertad a pasajeros».

Según narró el chofer, la unidad había sido interceptada por un comando en la carretera a San Fernando a la altura de la comunidad Palo Blanco, donde bajaron a los 22 pasajeros.

El camión había salido a las 6:25 horas con 41 pasajeros de Tampico, pero hizo paradas en diferentes comunidades.

Fuentes policiacas aseguraron que los ministeriales no continuaron con las investigaciones porque superiores les dijeron que el caso estaba en manos de la FGR.

El vocero de Seguridad estatal, Luis Alberto Rodríguez, ratificó ayer esta versión en entrevista telefónica.

«Es un tema federal», afirmó Rodríguez. «Se dio conocimiento a la Fiscalía General de la República, ellos tendrán que hacer las investigaciones».

Alerta a Tamaulipas plagio de migrantes

Los grupos criminales en Tamaulipas han intensificado la intercepción de migrantes con fines de extorsión, ya que el tráfico de drogas está dejando menos ganancias, expusieron ayer fuentes policiacas.

Tras el secuestro de 22 migrantes por un comando en San Fernando, un informante puntualizó que el narcotráfico se ha debilitado por los constantes decomisos del lado estadounidense.

«Los indocumentados es el negocio de moda ahorita», dijo la fuente.

«Las tarifas han subido. Antes al centroamericano le cobraban mil, mil 200 dólares, ahorita les piden 3 mil 500», subrayó.

Muchas veces, indicó, los criminales trabajan con complicidad de oficiales de corporaciones de seguridad, como sucedía en 2010 y 2011, cuando hubo una ola de plagios y masacres contra viajeros y migrantes que dejó más de 150 muertos.

En ese entonces, los grupos delincuenciales buscaban recursos extorsionando a migrantes o para reclutarlos como sicarios, pero decenas fueron masacrados.

Otra fuente aseguró que hay muchas extorsiones a pasajeros de autobuses que no son investigadas.

A su vez, un informante consideró que el modus operandi del comando que secuestró a los migrantes en San Fernando hace presumir que iban por ellos.

Esto dado que el resto de los pasajeros pudo llegar sin daño alguno en la unidad hasta la terminal de Reynosa, a donde se dirigían provenientes de Tampico.

Consideró que se trata de un tema de migrantes porque no se han presentado denuncias de familiares, ya que estarían fuera de México.

Sin certeza

Fuentes consultadas indicaron que la FGR aún no tiene certeza de que las víctimas sean migrantes, como sospecha la Procuraduría local.

«Se tiene en la carpeta que podrían ser 22. Se está investigando (si son migrantes) porque no hay todavía esa certeza», comentaron.

Las fuentes confirmaron que la Procuraduría de Tamaulipas inició las primeras investigaciones del caso, pero declinó la competencia a la FGR.

A través de su delegación en Tamaulipas, la FGR inició una carpeta de investigación por el secuestro, por lo que ya realiza trabajo de campo y recaba indicios y declaraciones.

Cabe la posibilidad de que en los siguientes días el caso sea turnado de la Delegación Estatal a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

(Con información de Reforma)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre