OPINIÓN: Las Tranzas de Lozoya, Aire Para la 4T…

193

Perdones, hacen ladrones.

Dicho popular.

Por: Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

#LAVERDADLEPESEAQUIENLEPESE

Estimados amigos lectores gracias. La captura de Emilio Lozoya, una joya más de eso que llamaron el nuevo PRI y que resultó una verdadera banda de ladrones, representa una bocanada de oxígeno puro para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y la posibilidad de mostrar que no hubo pacto de impunidad con el ex presidente Enrique Peña Nieto.

Esa situación llegó en el mejor momento para una 4T que se había convertido en un circo de tres pistas dando tumbos un día sí y otro también, como la tomadura de pelo que es la “rifa del avión presidencial”, el minimizar el grave problema de la inseguridad y los feminicidios, el nulo crecimiento económico y la mala relación con empresarios y otros sectores de la sociedad.

Como estarían las cosas que el mismo fiscal Alejandro Gertz Manero le entró al quite y nos sorprendió entregando un cuantioso cheque, eso sí en la mañanera para el lucimiento y que se recupere de a poco la imagen del tabasqueño que marca una caída en su popularidad y aceptación.

Y es que la captura de Emilio Lozoya tiene varias lecturas, y créame estimado lector que a estas alturas de su sexenio López Obrador debe mostrar que no hay intocables de lo que llamó la “mafia del poder” y terminó perdonando.

Pero hay cosas que no se deben olvidar, por ejemplo, que todos los caminos de corrupción de altos funcionarios del sexenio pasado llevan a la figura del ex presidente Peña Nieto, debieron estar enterados de las transas millonarias de Lozoya, no se puede mover 83 millones de pesos de Pemex a empresas fachada sin que nadie lo vea.

Según Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, el dinero era trasladado a cuentas particulares y de ahí se sacaba el dinero en efectivo y por traslados de valores era llevado a distintos lugares del país, e inclusive fuera para fines de naturaleza personal o electoral. ¿De verdad nadie sabía? ¿Actuó solo?

En caso de que Emilio Lozoya sea extraditado a nuestro país, veremos para que le alcanza al presidente López Obrador y al fiscal. Seremos testigos de si les tiembla, o no, la mano para ir contra los funcionarios del “peñanietismo” que tanto daño le hicieron al país.

Insisto, es una bocanada de oxígeno para la 4T y López Obrador, aún hay tiempo de enderezar el barco y mostrar que no son iguales, obviamente con la ley en la mano contra los transas del “viejo-nuevo PRI”.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@mail.com y sígueme en la cuenta de Instagram @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre