OPINIÓN: PALABRAS MÁS…De regreso a las giras

78


Todo aquello que echo de menos de mí,

soy capaz de observarlo en los demás.

Jacques Derrida

Por: Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector gracias. El Presidente López Obrador ya no aguantó el encierro, y me cuentan que fue prácticamente una decisión unilateral la que tomó para que la próxima semana regrese a sus extensas giras de trabajo por toda la República, inclusive ignorando las recomendaciones de sus expertos, eso sí, no lo veremos con cubrebocas ni caretas para protegerse, quizás por aquello de que su “fuerza es moral”, prácticamente un super hombre o “un científico en la presidencia”, estos son algunos calificativos que han utilizado sus subordinados en tiempos de pandemia.

Durante esta situación que vivimos, el tabasqueño no ha sido un buen ejemplo de lo que la ciudadanía tiene que hacer, tarde muy tarde realizó el llamado para que la gente se quedará en casa, incluso un par de días antes, mientras comía invitaba a la gente a que saliera de casa y no se quedaran encerrados. Ya con casos de COVID-19 en el país les daba besos a los niños, no usaba la sana distancia ni gel sanitizante, mucho menos cubrebocas, que ahora a regañadientes los usa López-Gatell.

La próxima semana veremos cómo se comporta el mandatario en la “nueva normalidad”, a pesar de que otras voces, también autorizadas, hablan de que estamos lejos de controlar a la pandemia, así lo advierte un estudio publicado por la Facultad de Medicina de la UNAM. O… ¿también esos investigadores y matemáticos son conservadores con intereses oscuros?

Me llama la atención que, en ese boletín, el director de la publicación Carlos Magis Rodríguez, señaló que desde el inicio de la pandemia se presentó la discusión académica con expertos matemáticos para conocer cómo hacer las predicciones sobre el modelo a seguir para la toma de decisiones y prever escenarios posibles. Tal y como lo he dicho en este espacio, los muertos y los contagios no se podrán ocultar en el armario.

Por otro lado, la comparecencia del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en el Senado de la República, enseñó su agilidad y dotes de buen torero, al contestar con lenguaje técnico a los senadores, entre otras cosas cuestionaron por qué no se han hecho pruebas como en otros países. Los senadores fueron presa de la retórica que ellos emplean en las sesiones cotidianas, eso sí, lo único claro es que las cifras que nos presentan cada noche son aproximadas y eso es el argumento para ponerlas en duda.

En ese contexto, López regresará a sus giras, a dar el banderazo de salida para la construcción del Tren Maya, que va porque va, son sus obras sexenales estrellas y ya no pueden esperar más, no el inicio de los trabajos, sino el mensaje mediático de que se está trabajando, la razón es políticamente poderosa.

Los de la 4T ya midieron la inconformidad ciudadana y el daño que la pandemia les va a dejar, combinado con la crisis económica y el desempleo. En esa luz que el Presidente ve al final del túnel, se encuentra la elección intermedia del año que viene, no quiere quedarse sin mayoría en el Congreso, y la otra la revocación de mandato para el 2022 y no es que vaya a dejar de ser presidente. Pero… ¿Para qué sirve un presidente débil y nadando de a muertito?

Entre Palabras

Si las cosas están bien y el gobierno ha sido responsable durante la pandemia con los trabajadores de la salud, entonces… ¿Por qué el llamado a un paro activo?

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre