OPINIÓN: PALABRAS MÁS…En el mismo costal

46

#LaVerdadLePeseAQuienLePese

La inmadurez es la incapacidad de usar

la propia inteligencia sin la guía de otro.

Immanuel Kant

Por: Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector gracias. Como han cambiado las cosas para López Obrador y su 4T, hay periodistas que abiertamente han sido férreos detractores de sus formas, incluso por encargo de las empresas donde laboraban. Otros le dábamos el beneficio de la duda y un grupo muy marcado le aplaudía y le servía también de francotiradores mediáticos contra sus adversarios. Hoy el basqueo nos pone a todos en el mismo costal, con excepción de los aplaudidores de la primera fila en sus mañaneras.

Ahí están todos los días los improvisados que le tiran preguntas a modo para sacarlo de cualquier apuro de los otros, los que preguntan con el oficio periodístico de años. Mientras en las redes sociales las hordas de violentos “bots” permanecen expectantes y esperando la orden para atacar violentamente a quien ose criticar al monarca de Palacio Nacional.

La libertad de expresión mexicana no se le debe a López Obrador ni a su movimiento, que quede muy claro, porque en esa búsqueda se regó mucha sangre y se lidió con regímenes autoritarios como el de Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría o José López Portillo. La historia y las evidencias existen para que se informen quienes denostan de dientes para afuera, insisto no ha sido trabajo de un hombre, ni de un solo periodista.

En esta etapa de “transformación”, estamos viendo la peor versión de López Obrador, intolerante ante la prensa que esta contra su proyecto, miente y califica a todos por igual, coquetea constantemente con el autoritarismo, lanza amenazas veladas, defiende a viejos políticos de dudosa reputación y bajo sospecha de corrupción, pero él ya los perdonó y con eso le basta, eso sí, son los medios provocadores que lo quieren destruir.

Pero la paranoia presidencial va más allá de los medios nacionales, ahora ataca por igual a medios internacionales por las críticas severas en cómo está enfrentando la pandemia por el COVID-19, se pone en duda la información que noche a noche presentan y cuestionan que las cifras no son creíbles. Las muertes y la eficacia de la estrategia para enfrentar la pandemia no se podrán ocultar, y eso es crucial en lo político para López.

También les duele la investigación periodística que descubrió como han convertido a Notimex en un cuarto de guerra, desde ahí y con recursos públicos atacan a periodistas y a quien se les pegue la gana. La 4T ha empoderado a sus empleados del área de comunicación, quienes en el pasado se abanderaron en la defensa de las libertades, a quienes cuestionaban a los regímenes anteriores, hacían periodismo y se han rebajado a vulgares aplaudidores.

En ese contexto, hoy se golpea mediáticamente y en redes a la periodista Carmen Aristegui, completamente reprobable, nos guste o no su periodismo, y lo peor es que esos ataques son sobre su vida personal. Mi solidaridad con Carmen y su equipo.

Si por los de la 4T fuera, tendrían muchas primeras filas en los medios de comunicación. Insisto, la tentación de la censura es grande.

Entre Palabras

En la “mañanera” hubo otra clase de historia de 35 minutos, pues… ¿qué no estamos en emergencia?

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en la cuenta @arturosuarez_.

Hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre