OPINIÓN* PALABRAS MÁS La confrontación que viene…

87

 La paciencia es la fortaleza del débil

y la impaciencia, la debilidad del fuerte.

Immanuel Kant

#LaVerdadLePeseAQuienLePese

Por: Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. Dice López Obrador que ya se ve la luz al final del túnel en la crisis sanitaria, que pronto estaremos en la “nueva normalidad” -aunque no queda claro que es-, pregona que han sido responsables, prudentes ya hasta lo califica como “exitosa” la forma de enfrentar la pandemia del COVID-19. Pero esa luz al final del túnel es apenas el inicio de una crisis económica descomunal, la continuación de la pandemia en otra fase y el arranque de la elección intermedia que podría darle un duro golpe a la 4T el año que viene.

Y es que la crisis por el coronavirus desnudará las carencias y las fallidas tomas de decisiones por parte del tabasqueño, ni los muertos ni los contagios se podrán ocultar, tampoco la animadversión provocada en parte de la opinión pública porque los trabajadores de la salud no tuvieron lo necesario, la protección requerida para afrontar a la enfermedad, están documentadas las protestas y las que se están gestando.

Lo anterior representa un arma en la próxima elección, ética o no, seguramente se usará para pegarle a los morenos que quieran ocupar un cargo de elección popular. López y su equipo todavía no han dimensionado el daño que esta crisis sanitaria les ha hecho, lo van a resentir muy pronto, porque a la par se están gestando protestas y varios sectores se encuentran molestos por el actuar del presidente.

Ya no se puede ocultar el enfrentamiento que AMLO tiene con el sector de los empresarios, le han advertido que la crisis exterminará hasta dos millones de empleos y que no podrá el gobierno recuperarlos bajo las condiciones de la economía nacionales e internacionales. También le han dicho que los mensajes que manda al mercado internacional ahuyentan a la inversión extrajera, pero a pesar de ello, él ya decidió, va solo y contra todos.

Pero no son los únicos que se encuentran en franco enfrentamiento, varios gobernadores sienten que la federación no les ha dado el trato que merecen, ni en la pandemia contra el COVID-19 y esperan que las cosas no sean diferentes con la crisis económica que viene. Así que ya hay voces que llaman para formar un frente que intente poner freno a López Obrador, eso es muy temprano todavía en el sexenio.

Esa convocatoria avanza y se suma a los empresarios porque el gobierno de la 4T no tiene secretaria de Gobernación, o no hace esas funciones que le desactive los problemas de la política interna, eso se debe negociar, que conste que no se trata de un puesto represor como en el pasado, se trata de ayudar al presidente a gobernar, hasta en un ambiente mejor.

Así que cuidado con la confrontación que viene, pueden ser muy incomodos los más de cuatro años que le quedan a López. En ese frente hay empresarios, empresarios de los medios de comunicación, políticos y ahora gobernadores.

Los pudo haber tenido de su lado, que el beneficio de la duda se extendiera por más tiempo, o hacer un llamado para que se sumaran y ponerlos en evidencia, ni para eso le alcanzó, sus fobias y rencores son más grandes.

Entre palabras

Que a López-Gatell lo quieren en la OMS, primero hay que resolver lo de casa y luego lo otro. No vaya a ser como el aplauso de Rocío Nahle.

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com y en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre