*OPINIÓN* Palabras Más: Sueña con la candidatura…

65

Pero Lutero dice en una carta: el amor verdadero suele ser injusto. 

Milan Kundera 

Por: Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez 

Estimado lector, gracias. Desde que ganaron la presidencia los de la 4T, Claudia Sheinbaum tiene el sueño de ser la primera presidente de México. Busca seguir los pasos de López Obrador y catapultarse desde el Gobierno de la Ciudad para obtener la candidatura presidencial del 2024, pero obviamente no tiene las mismas capacidades de su patrón, por el contrario, es dueña de una personalidad opaca y simplemente no termina por cortarse el cordón que la une con el tabasqueño desde hace años. 

Claudia Sheinbaum

La Ciudad ha caído en un letargo, todo sigue igual desde la administración de Miguel Ángel Mancera -el peor jefe de gobierno que hemos tenido, aunque se puede superar-, la delincuencia común y organizada sigue creciendo, el mal transporte público, un Metro que se cae a pedazos, extorsiones y pago del derecho de piso, inventos viales que ponen en riesgo a peatones, automovilistas y ciclistas.

Pero la cereza del pastel, un atentado al jefe de la policía Omar García Harfuch, ya no se puede negar la operación de los cárteles de la droga en la capital. 

A todo eso hay que sumarle las manifestaciones que cotidianamente se producen, aunque bajaron por la emergencia sanitaria por el Covid-19. Pero fueron ellos, los morenos cuando estaban en el PRD, quienes enseñaron como manifestarse, apretar a la autoridad hasta que esta seda, acusar de represores al régimen, plantones, bloqueos, ellos son los padres de esa estrategia, y que conste que la lucha estaba justificada y las causas justas. 

Ahora que son gobierno a los morenos ya no les gustan esas manifestaciones, ya no les acomoda que les exijan que trabajen, como ellos lo hacían en las calles y manifestando los enojos hasta con violencia. También es cierto que las marchas desde siempre han sido infiltradas, eso se agudizó desde el sexenio de Vicente Fox, creció con Calderón y se mantuvieron los disturbios con Peña Nieto, se rompieron vidrios, se destruyó propiedad privada, se quemó mobiliario urbano, se atentó contra monumentos, y lo peor los heridos que suelen ser trabajadores de la policía. 

Si alguien es responsable de no escuchar las exigencias de las mujeres, las organizadas y las que no marchan, ha sido el presidente López Obrador, ha minimizado su lucha, no se pronuncia con fuerza en contra de los feminicidios, prefiere pensar en que hay una mano siniestra que quiere meterle el pie a su administración que aceptar que se ha fallado, las nombra provocadoras y sus cercanos las estigmatizan como PRIANISTAS, dice que son actos de provocación, de violencia y que son pocas. 

Y la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, que era una mujer de vanguardia y solidaría, ha optado por lanzar la acusación de que son grupos financiados por las empresas factureras, así sin pruebas y muy molesta como lo hace López. Con ello se queda a la mitad, ni actúa como autoridad, ni políticamente gana con esas declaraciones, solo se alinea con López, se mantiene callada y sumisa, no quiere caer de su gracia, porque sigue pensando que ella tiene posibilidades de ser ungida.   

Ellos les enseñaron el camino y saben que a medida en que se acerque el proceso electoral, las manifestaciones se agudizarán, cuidado con la represión, con seguir provocando desde Palacio Nacional, ahora también desde el Palacio de Gobierno, cuidado con las provocaciones que se puede convertir en el inicio de un incendio que no puedan controlar. 

Entre Palabras 

La próxima gira del presidente por Chihuahua nos mostrará que tanto se mantiene en sus dichos Javier Corral, o recula al tener en frente a López como lo han hecho otros gobernadores sometidos. Veremos.   

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_. 

Hasta la próxima.     

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre