Palabras Más / ¿”Juarista” y conservador?

248

¿Los hombres? El viento los lleva,

pues no tienen raíces

y no tenerlas les causa amargura.

Antoine de Saint-Exupéry

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector gracias por su tiempo. Desde la campaña del año 2012 se advertía la cercanía del ahora presidente Andrés Manuel López Obrador con grupos religiosos, los evangélicos no dudaron en dar su apoyo desordenado. Pero en la elección del 2018 participaron con su partido político que abanderó al tabasqueño, una verdadera ironía ¿un grupo religioso abanderando a un “juarista”? ¿A cambio de qué?

Esta resulta una contradicción más de la Cuarta Transformación, porque Andrés Manuel López Obrador se ha definido como un hombre de izquierda, obviamente los analistas, politólogos y periodistas no lo creemos bajo ninguna circunstancia. Inclusive el mismo ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, puso entre dicho esa posición tanto de Morena como del propio presidente.

Y es que ese que señala con su dedo desde las mañaneras a los conservadores, no se ha querido comprometer y fijar su postura en temas de avanzada como la interrupción del embarazo, el matrimonio y adopción por personas del mismo género, o la muerte digna. Es evidente su pensamiento conservador, les debe una gran factura a los grupos evangélicos que caminaron con él el año pasado.

Eso sí, AMLO ha tenido reuniones con esos líderes religiosos, levantaron la mano para repartir la Cartilla Moral incluyendo un buen sermón para ganar adeptos, enmascarados en el rescate de los valores morales con recursos del Estado, en un país don existe esa separación.

Las benditas redes, como las llama López, nos regala una pincelada del acercamiento entre la 4T y los evangélicos. El presidente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas y Evangélicas, Arturo Farela, asegura en un video que desde hace siete meses sus muchachos trabajan como “Servidores de la Nación”, enseñando los valores de la Cartilla Moral a siete mil becados en Jóvenes Construyendo el Futuro, sí, uno de los programas estrella de la actual administración.

Esto resulta una especie de patrocinio a estos grupos, insisto, los resultados pueden ponerse en entredicho, pero el asunto es que se hace con recursos del Estado. A este caso lo había antecedido el de los integrantes de la Cofraternice que laboraban en la Secretaría del Bienestar, precisamente en el programa “Servidores de la Nación”

¿Tanta clase de historia que imparte López en las mañaneras, para sepultar al estado laico y la separación de la iglesia con el Estado? O ¿Para deformar las ideas de Benito Juárez y usarlas a conveniencia?

Así que estos 7 mil jóvenes que reciben una beca de 3 mil 600 pesos mensuales, también se tienen que recetar una hora de Evangelio diario.

Solo para refrescar la memoria, ahí quedó el desatino de prestar el Palacio de Bellas Artes para un evento que en el fondo tenía un carácter religioso. Los acercamientos y el inicio de trámites que se agilizan para que estas iglesias cuenten con medios de comunicación.

Insisto, ¿de verdad hay un juarista en la presidencia?

Entre Palabras

Morena, la 4T y AMLO van por Lorenzo Córdova. Esa es la apuesta para el siguiente año.

Escríbeme tus comentarios al correo suartu@gmail.com y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre