Palabras Más / La fiesta del presidente

309

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

El método es una técnica, un procedimiento para obtener

el control del camino y lograr que sea viable.

Jacques Derrida

Por: Arturo Suárez Ramírez

Estimados lectores, les deseo una excelente semana y un buen regreso a clases. Estamos en la antesala del primer informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. El próximo primero de septiembre seremos testigos del restablecimiento del día del presidente y de su fiesta nacional, llena de colores, de invitados especiales, esa fiesta en donde todos lo adulan y le dicen que vamos muy, pero muy bien señor.

La semana pasada, el presidente López Obrador, sorprendió para bien, aceptó que de aquí en adelante lo que suceda en el país será su responsabilidad, lo que significa que dejará de culpar a los gobiernos anteriores. Eso no quiere decir que la historia no registre la responsabilidad que Peña Nieto y Felipe Calderón tuvieron en sumir al país en un cochinero de corrupción y un reguero de muertos por todo el territorio nacional.

Pero ya no hay marcha atrás para asumir el papel de estratega y dejar trabajar a los que saben, que para eso los eligió el tabasqueño, en el ramo de la seguridad que es una exigencia de norte a sur y de este a oeste. Ya no debe haber más desaparecidos, ni feminicidios, ni secuestrados, el llamado debe ser fuerte para los gobernadores y lo presidentes municipales que asuman el cargo y entreguen resultados, no hay gobierno de un solo hombre que alcance para resolver los problemas que enfrenta México.

El tabasqueño debe terminar con el enfrentamiento directo con los empresarios, en verdad algunos han sido voraces y le han hecho mucho daño al país, pero de eso se trata también el bien administrar para meterlos al redil, que se creen empleos, que se paguen impuestos y se mejoren las condiciones de la sociedad, eso será permanente, porque las políticas de las dádivas tarde o temprano colapsarán, y si alguno de esos empresarios debe algo, pues para eso está la justicia.

Debe cumplir en presentar las denuncias correspondientes de todos y cada uno de los miembros de la “mafia del poder”, porque López Obrador no es el mesías para perdonar al que se le venga en gana, cuando se le dé la gana. Debe estar pendiente y exigir a la Fiscalía General de la República que haga su trabajo en el caso de Rosario Robles, Juan Collado, Romero Deschamps, Cesar y Javier Duarte y Emilio Lozoya, para que quede muy claro que no existe tal pacto de impunidad con la administración de Enrique Peña Nieto.

Debe dejar la confrontación con los medios de comunicación y periodistas, la crítica le hace bien a un gobierno y es parte del juego democrático, es el rigor que permitirá que no se desvíe nunca más el camino de la administración como en el pasado. Una política hostil y de confrontación le va a pasar la factura señor presidente.

Ahora que ya acepta la responsabilidad de la actual administración, debe comportarse como un verdadero estadista y no resbalarse con actitudes porriles y “cotorronas” como la del “comandante Borolas”.

Me da gusto y celebro que asuma, por fin la responsabilidad.

Entre Palabras

Murió el PRD, ahora se convierte en una mezcolanza entre priistas, perredistas, algunos panistas, la gente de Elba Esther, los “Chuchos”, más lo que se acumule en la semana.

¿Y la coherencia, ideología y ética? Algo nació mal.   

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre