Palabras Más / Tranquilos, no pasa nada

55

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

La razón en sí misma es un objeto de la fe.

Es un acto de fe afirmar que nuestro pensamiento

no tiene relación alguna con la realidad.

Gilbert Keith Chesterton

Arturo Suárez Ramírez

Estimados amigos lectores, gracias por leer. Desde la campaña presidencial del año pasado, existe la sospecha de que entre el ahora presidente Andrés Manuel López Obrador, y el entonces jefe del Ejecutivo Enrique Peña Nieto, habría un pacto no firmado de impunidad, este cubriría a los funcionarios del primer círculo peñista, el tiempo pasa y la duda no se ha podido disipar.

Por el contrario, pronto llegó la política de puertas abiertas a Morena y la amnistía para todo aquel, que según el entendimiento del tabasqueño, mostrara arrepentimiento y se alineara en torno a su figura, así se incrustaron en ese partido, panistas, petistas, priistas, perredistas, y hasta los más recalcitrantes personajes de la derecha y la izquierda. Se disolvieron las fronteras de las ideologías, el asunto para ellos era seguir en la administración pública o en las Cámaras.

López Obrador ganó la Presidencia de la Republica y una de las razones que motivó al electorado a sufragar por él, fue la obscena corrupción que dejaron los priistas, antecedidos por los panistas. La idea de llevar a juicio a los que le habían causado un daño irreparable, parálisis y quebranto al país. Las oportunidades las ha tenido, y aunque es cancha de la Fiscalía General, como están las cosas nada se mueve sin que AMLO lo diga, aunque el discurso de autonomía y libertad diga lo contrario.

Resultado de imagen para amlo gana elecciones 2018

Todos los caminos conducen a la administración de Enrique Peña Nieto, el caso de Rosario Robles y “la estafa maestra”, Emilio Lozoya y los sobornos de Odebrecht, los Duarte. Una lista de grandes perlas que dan material para hacer una de esas series de moda que tanto gustan. Pero el presidente ya los perdonó.

Hace unos días una investigación periodística destapó un arsenal de propiedades del director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett, que debe explicar, el mismo que como secretario de Gobernación en 1988 se le cayó el sistema y dejó en duda un fraude electoral que le dio el triunfo a Salinas de Gortari sobre el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas.

Bartlett fue un hombre del presidente Salinas, muy cercano del innombrable para López Obrador, el causante de todas las desgracias de este país, el padre de la desigualdad moderna, pero a Bartlett lo perdonó hace años. Si se aplica la misma política que a los funcionarios de Peña, entonces nada va a pasar, ni siquiera una explicación sería por parte de la Secretaría de la Función Pública.

Resultado de imagen para bartlett y salinas

AMLO ya lo defendió, y no se trata de envidias o hacerle el juego a los del viejo régimen, sino una verdadera cultura de la transparencia, porque también se mienta que no son iguales, bueno pues es tiempo de demostrarlo.

Entre Palabras

Bueno para los malosos perdón y olvido, para los que deban una factura cárcel por crimen organizado. Las incongruencias de la 4T.

Resultado de imagen para facturas y crimen organizado congreso

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com, sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre