Periodista Marcos Miranda sospecha del gobierno de Veracruz por secuestro

136

#LaVerdadlePeseaQuienlePese

 

El periodista veracruzano Marcos Miranda Cogco, quien fue privado de su libertad la mañana del miércoles y rescatado por la policía esta madrugada, agradeció a Dios haber salido con vida tras la balacera en la que fue librado de sus captores, y externó sus sospechas de que detrás de estos hechos esté el gobierno de Veracruz.

“He sido un duro crítico de la administración morenista, de Cuitláhuac (García Jiménez), he sido crítico de las acciones de la Secretaría de Seguridad Pública (estatal) y las mantengo con razonamiento y fundamentadas, y aunque no me dijeron quién me lo hacía, yo sospecho que pueda venir del gobierno”, expresó.

En entrevista exclusiva con Notimex, el periodista que dirige el espacio informativo Noticias a Tiempo a través de Facebook, solicitó apoyo al gobierno federal para que investigue a fondo su caso, ante el temor de que el gobierno de Veracruz tenga responsabilidad.

“Yo pido la ayuda al gobierno federal porque aquí el gobierno estatal pareciera que no está brindando el apoyo correspondiente, porque no me han hablado, necesito ver al médico y otras cosas”, refirió el comunicador que esta mañana se acogió al sistema de protección federal.

Marcos Miranda Cogco, de 53 años de edad, recordó la forma en que fue interceptado por sus victimarios, quiénes lo llevaron a una casa de seguridad, probablemente en la zona cercana al Puerto o Boca del Río.

«Me ataron las manos»

“Me taparon los oídos con servilletas y papel sanitario, me vendaron los ojos y me ataron las manos también con vendas. Me mantuvieron desnudo en un cuarto, mucho tiempo, sufrí vejaciones, muchos golpes, patadas, golpes en la cabeza, sobre todo en el oído”, relató.

El periodista recordó que cuando estuvo en cautiverio escuchaba tres voces, y que uno de los hombres era el que le propinaba golpes, sobre todo cada que le pedía lo llevara al baño o cuando dormitaba.

“Creo que solo era uno el que me pegaba. Ese me dijo que si le decía al jefe me iba a matar. Me dijeron que me iban a ejecutar, a mutilar, a cortar”, recordó al tiempo que mencionó que también le tomaron fotos desnudo y le advirtieron que las compartirían cuando se portara mal.

(Con información del Sol de México)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor escribe un comentario
Por favor ingresa tu nombre