Plantea senador expedir Ley de Libre Comercio e Inversión Extranjera

96

México, 9 Marzo.

Con el propósito de garantizar el libre comercio exterior y la inversión extranjera a los mexicanos, consumidores y emprendedores, en su desarrollo, el senador Francisco Búrquez Valenzuela propuso expedir la Ley de Libre Comercio e Inversión Extranjera.

La iniciativa publicada en la Gaceta Parlamentaria sustituiría a tres leyes y más de 100 artículos, en solo ocho artículos y detonaría el crecimiento y desarrollo económico del país a través del libre comercio y el fomento a la inversión extranjera.

Con esta reforma, se añade, se eliminaría la extensa sobre-regulación del comercio y, en general, de toda la actividad económica que está prevista en las leyes de Comercio Exterior, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de julio de 1993.

Asmismo, en la Ley de Inversión Extranjera, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de diciembre de 1993 y la Ley de los Impuestos Generales de Exportación e Importación, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de junio de 2007.

Se pretende dar acceso a un mercado más diverso de bienes y servicios a los emprendedores y consumidores; oportunidad a las empresas para que inviertan en México y, con ello, detonar la creación de más empleos y mejor remunerados; y convertir al país es una gran plataforma exportadora global cuyo crecimiento no esté limitado por el mercado interno.

El senador Francisco Búrquez señaló que los pilares fundamentales de la iniciativa son la supresión de todos los aranceles y cualquier otra restricción al libre comercio que impone el gobierno, salvo que sean indispensables para preservar el medio ambiente, los bienes de valor histórico, la salud y la seguridad nacional; así como liberar y atraer la inversión extranjera garantizando certeza jurídica frente a arbitrariedades.

Otra ventaja de la propuesta, destacó, es que se eliminarían las regulaciones complejas que son caldo de cultivo para el establecimiento de excepciones y tratos de favor que son aprovechados por aquellos con más recursos.