Prevención de feminicidios e igualdad salarial, retos de Anaya senadora

96

México, 12 Abril.

No es normal que en México mueran siete mujeres cada día, ya que de la proporción de decesos en América Latina, que es de 12  cada 24 horas, México tiene más de la mitad, indicó la senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Marcela Torres.

En el foro “La Mujer como capital humano en los negocios, la administración pública y en la propuesta del nuevo gobierno de la República”, organizado por El Economista y GINgroup, señaló que México es un país de contrastes y diferencias.

Precisó que en México, 51.8 por ciento de la población son mujeres, es decir, más de la mitad de las personas, y la desigualdad es evidente para ellas, señaló.

Torres Peimbert detalló que entre las propuestas del candidato a la presidencia del país por la coalición Por México al Frente, integrada por el PAN, PRD y MC, Ricardo Anaya, destaca abatir la corrupción que ha debilitado a las instituciones, mediante la  integración de una fiscalía general autónoma apartidista.

La legisladora panista dijo que es necesaria una justicia ciega y trabajo conjunto entre sociedad y gobierno, ello, sumado a un sistema anticorrupción que considere la participación ciudadana.

Precisó que en el país existen 25 mil asociaciones de la sociedad civil, en comparación con Uruguay, que tiene 165 mil, por lo que además es necesario impulsar a estas instituciones.

Durante su ponencia, Torres Peimbert subrayó en la importancia de incorporar a las mujeres a la fuerza laboral con trabajos justos y bien pagados, aunado a que el interés está centrado en incluirlas en el sector laboral formal, ya que además son la mayor proporción de personas que trabajan en la informalidad.

La senadora añadió que en el país tampoco es normal la brecha salarial ni la distribución del trabajo en casa, por ello, destacó la importancia de firmar el acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) referente a la igualdad salarial.

Lo anterior, aunado a la flexibilización de horarios laborales que permitan atender todos los aspectos y que además hacen productivas a las empresas, así como la provisión de servicios de cuidado infantil y una estrategia nacional de prevención de feminicidios.